Sandro puede llegar con otro atacante

Sandro Ramírez celebra un gol en la selección con el lateral del Arsenal Bellerín. (Foto: Efe)

MERCADO LA REAL CERRARÁ LA CESIÓN DEL CANARIO CON EL EVERTON Y NO DESCARTA CONTRATAR TAMBIÉN AL COREANO | Hwang o al turco Yazici

Mikel Recalde - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - A falta de tres días para el cierre de mercado, la Real continúa con muchos frentes abiertos para tratar de apuntalar su plantilla. El club txuri-urdin ya parece tener por fin bastante claro cuál es su objetivo principal para apuntalar la delantera. Pese a que durante muchas semanas consideraba que la prioridad era reforzar el extremo, en la actualidad su mayor urgencia es traer a un futbolista polivalente que pueda actuar de 9para competir con Willian José y Bautista. El elegido es Sandro Ramírez. En las últimas horas los dirigentes blanquiazules han acelerado las gestiones para cerrar una operación con el Everton que finalmente consistirá en una cesión a la que se estaba intentando incluir una opción de compra.

Su club no cuenta con el canario, que todavía no se ha estrenado esta campaña en la Premier League, pero no parece estar dispuesto a traspasarle después de una campaña en la que no se ha revalorizado, lo que le obligaría a traspasarle a la baja. Todo parece indicar que el acuerdo se hará oficial en las próximas horas y la Real se adelantará así a clubes que se habrían interesado en abordar su préstamo, entre los que figuran el Celta o el Espanyol. Como es lógico y sucede en casi todos los contratos de cesión, el club txuri-urdin deberá abonar una cantidad como compensación, además de afrontar gran parte o la totalidad de la alta ficha del futbolista en Goodison Park. Eso sí, Sandro llegará en forma, ya que ha completado la pretemporada con el Everton sin más problema que el de no haber convencido a su entrenador, el portugués Marco Silva.

Lo que ha llevado con más sigilo la entidad donostiarra es la posibilidad de potenciar el ataque con otra incorporación. Y es aquí donde estaría dispuesta a acometer incluso la esperada importante inversión. La Real lleva días tratando de sellar la contratación de su verdugo en la pasada edición de la Europa League, Hwang Hee-chan. El problema que se está encontrando es que el Salzburgo disputa esta noche la vuelta de la previa de la Champions League ante el Estrella Roja y de conseguir la clasificación, sería más complicado lograr su fichaje. El club austriaco cuenta con el patrocinio de la firma millonaria Red Bull, por lo que no tiene ninguna necesidad de vender. Aunque también hay que señalar que está muy acostumbrado a no retener a los jóvenes jugadores que forma, pese a que su prioridad sea el Leipzig, del que casi ejerce de filial. Su traspaso podría rondar los diez millones de euros.

Si no se consiguiera su contratación es previsible que la dirección deportiva reactive otras operaciones cuyos primeros contactos los ha ido estableciendo a lo largo de estas pasadas semanas. Es el caso de Yusuf Yazici. El turco es más un mediapunta que un extremo, aunque puede desenvolverse en todo el ataque. En estos días ha pasado por varias fases. Estuvo casi fichado y luego pareció casi descartado, pese a que desde Anoeta no le han querido sacarle de las opciones, puesto que, entre otras cosas, llevan mucho tiempo siguiéndole y hasta le han tratado de forma personal. La Real no quería pasar de los once millones y al Trabzosnpor le costaba dar el sí. Del resto de opciones, Pepe (Lille) tiene un precio prohibitivo;Diaby se queda finalmente en el PSG;y Portu, que también estaba en la lista, se ha quedado fuera de los candidatos.

En el tema del central sigue sin concretarse. Vallejo está lesionado y, aunque ha sido ofrecido, todo apunta a que se quedará a las órdenes de Lopetegui. El que tendrá que buscar destino tras la llegada de Mariano es Borja Mayoral, un futbolista que gustaba mucho en Anoeta, pero cuya libertad ha llegado demasiado tarde.

A 72 horas del cierre, todo continúa en el aire en lo que respecta al convulso mercado veraniego de la Real.

Secciones