Sesma | Actos del día

Pochas para apaciguar el calor

Felipe y Alberto García elaboraron por cuarto año consecutivo la comida popular de la que se sirvieron 1.200 raciones
A la cita acudieron autoridades forales y locales como José Luis Arasti o María Chivite

María San Gil - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

SESMa - Las pochas volvieron a sentar ayer en la mesa a cientos de personas de Sesma. Los vecinos, fieles a la cita, hicieron caso omiso del calor y abarrotaron la calle de la Iglesia para degustar el manjar que elaboraron con mimo y paciencia los primos Alberto y Felipe García por cuarto año consecutivo.

La pochada popular, que ya va por su 34ª edición, sirvió para que los cocineros locales recordaran la receta que heredaron de Pedro Mª Etayo, Linos, y Emiliano Sádaba, Emi, los sesmeros que se encargaron de elaborar este plato durante muchos años. Aunque la primera vez siguieron las indicaciones al dedillo, poco a poco han ido modificando el plato y de hecho, y tal y como comentaban ayer, el año que viene han prometido innovar aunque no desvelaron nada más.

Para la ocasión, y para llegar a las 1.200 raciones, utilizaron 300 kilos de pochas a las que añadieron jamón, chorizo, ajo, cebolla, puerro, pimientos, zanahoria, panceta curada, agua, aceite y sal. En este caso, explicaban, volvieron a cocinar los ingredientes grasos al principio para que las pochas necesitaran menos sal. Expertos ya en la materia, estos primos reconocían que “aunque ya llevemos varias ediciones, los nervios nunca se van y lo cierto es que después es muy reconfortante”.

A las 9.00 horas comenzaron con los preparativos, ayudados por los trabajadores municipales, y pasadas las 13.30 horas apagaron los fogones y dejaron que los doce calderos reposaran en los porches de la iglesia.

Tras el vermú, y pasadas las 15.00 horas, las cuadrillas de la localidad ribera, que abarrotaron toda la calle con sus mesas y sillas (incluso alguno dejó caer la posibilidad de mejorar el evento con la colocación de mesas y sillas para todos por parte del Ayuntamiento), comenzaron a hacer fila para coger sus pochas, un menú que completaron con otros entrantes como ensaladas o embutidos.

Además, y ya en la sobremesa, que estuvo amenizada por la charanga Peñalén de Funes, tuvo lugar el sorteo de premios, una televisión y un viaje, que organizaron los miembros del Club Deportivo Sesma.

día grande Esta jornada también sirvió para que los representantes políticos de la zona se dejaran ver por la localidad en una gran mesa frente a la parroquia. Allí estuvieron algunos invitados como el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, la secretaria general del PSN, María Chivite, así como alcaldes y concejales de municipios como Arróniz, Sartaguda, Lodosa, Azagra, San Adrián, Falces o Lazagurría.