Editorial de diario de noticias

La lacra machista de nuevo sobre Navarra

La Policía Foral investiga la muerte de una joven de 38 años en Huarte como un posible nuevo caso de violencia contra las mujeres, que si se confirman los indicios del auto judicial sería ya la víctima 29 en el Estado este 2018

Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

la violencia machista se ha convertido en una lacra social que lamentablemente nunca deja de estar de actualidad. La Policía Foral investiga la muerte de una mujer de 38 años en Huarte como un nuevo caso de asesinato de una mujer a manos de su pareja masculina. Si se confirman los indicios del auto judicial -hay antecedentes de denuncias de malos tratos en el ámbito de esta relación-, y con todas las cautelas que puede apuntar el caso, los hechos y los antecedentes, sería la víctima número 29 de la violencia machista en el Estado español en este años 2018. Más de 930 víctimas mortales desde 2003, cuando empezaron a registrarse como tales. Un hecho que coincide, además, con los datos de la Memoria de Actividad del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que adelantó el martes DIARIO DE NOTICIAS y que señala que los juzgados de violencia sobre las mujeres registraron un récord de asuntos. Según esta nueva estadística, los procesos se dispararon en 2017 hasta los 2.200 casos, casi un 20% más que en 2016 y un 41% más que en 2015. De hecho, el último caso de un asesinato machista en Navarra fue el de la joven navarra Blanca Esther Andrés Marqués en Burlada, que fue asfixiada y arrojado su cadáver al río Arga en enero de 2017. Cifras terribles que hablan por sí solas de que la realidad de la violencia machista continúa siendo un problema social de primer orden al que aún le queda mucho para ser erradicado. Todo indica que sigue siendo necesario reflexionar sobré qué falta por hacer aún pare evitar que los casos de violencia machista lejos de disminuir, sumen cada año preocupantes aumentos. Y los últimos datos publicados inciden en las tendencias que apuntan a un incremento de las agresiones entre los jóvenes -las sucesivas denuncias de abusos y agresiones en ámbitos festivos y una vez más este verano han sido un ejemplo-, y a una creciente violencia articulada en el uso y abuso de la nuevas tecnologías con especial incidencia entre menores. También, es cierto, se han impulsado las movilizaciones masivas de las mujeres -en buena parte ante una sistema judicial que aplica una legislación obsoleta y alejada de la realidad social actual de respuesta a esta lacra-, y las instituciones siguen aumentando los recursos económicos y administrativos, el Gobierno de Navarra ha aprobado un nuevo plan de Actuación contra la Violencia hacia las Mujeres, para tratar de dar respuesta a las carencias que evidencian año tras año las políticas contra el machismo. Pero pese a todo aún hay mucho que insistir.

Secciones