Putin suaviza la “necesaria” reforma de las pensiones

El presidente rebaja los años que había exigido inicialmente para jubilarse ante la presión social

Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Madrid - El presidente ruso, Vladimir Putin, defendió ayer la impopular reforma de las pensiones que prevé aumentar la edad de jubilación en Rusia en el caso de los hombres de los 60 a los 65 años entre 2019 y 2028, mientras que en las mujeres pasaría de 55 a 63 años entre 2019 y 2034, respecto a lo que el mandatario defendió que “la edad de jubilación para las mujeres no debe elevarse más que para los hombres”, si bien “debería reducirse de 8 a 5 años”, porque, “además de trabajar, se dedican a su casa y educan a los hijos”. Además, planteó que las mujeres que tengan tres hijos o más se jubilen antes y que, “para las que tengan cinco o más, debería quedar como ahora, jubilarse a los 50 años”.

Putin sugirió también rebajar a 37 los años cotizados para que las mujeres accedan a la pensión, y a 42 para los hombres, frente al proyecto de ley, que fija en 40 y 45 los años, respectivamente. - Efe