Semana de Música Antigua de Estella

El ‘viaje mariano’ de la Coral de Cámara de Navarra en la Basílica del Puy

Ensayo ayer de la Capilla Renacentista Michael Navarrus en la sede de la Coral de Cámara de Navarra en Noáin.

La Capilla Renacentista Michael Navarrus abrirá la Semana de Música Antigua de Estella el próximo sábado, día 1, a las 20.15 horas, con un repertorio integrado, en su mayor parte, por obras de compositores navarros del siglo XVII

Fernando F. Garayoa / Javier Bergasa - Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - La Semana de Música Antigua de Estella (SMADE) abrirá este sábado, 1 de septiembre, su 49ª edición con un concierto especial, original y con mucha enjundia para la historiografía musical de Navarra. La Capilla Renacentista Michael Navarrus, integrada en la Coral de Cámara de Navarra (CCN), ofrecerá una actuación en la Basílica del Puy (el primero que acoge este recinto religioso dentro de la programación de la SMADE) con un repertorio integrado principalmente por obras de compositores (maestros de capilla) navarros del siglo XVII;casi todas ellas relacionadas con las diferentes festividades marianas.El concierto comenzará a partir de las 20.15 horas y el precio de las entradas es de 12 euros (6 euros con carnet joven).

David Guindano, director de la Capilla Michael Navarrus y de la Coral de Cámara de Navarra, ha sido el encargado de dar forma a este concierto, que también dirigirá, tras pasar no pocas horas investigando en diferentes archivos para rescatar obras de compositores navarros desconocidos para la mayoría. El propio Guindano resume a la perfección el espíritu de este recital. “Este programa recorre la historia de la composición religiosa culta, más concretamente mariana, en Navarra desde el tardorrenacimiento de las dos primeras décadas del siglo XVII hasta el barroco de la primera mitad del XVIII”. Para este concierto, desde la dirección de la SMADE, se le dieron la siguientes pautas al director de la coral. “Querían un programa de música mariana que incluyese un magníficat, a poder ser que presentase también alguna obra relacionada con Estella o de algún autor relacionado con esta ciudad y en donde se contemplase el viaje como hilo conductor”. No contento con cumplir escrupulosamente todo lo demandado, David fue mucho más allá, siempre buscando la excelencia. “He programado un concierto basado principalmente en obras de autores navarros que trabajaron fuera de su casa, principalmente como maestros de capilla de centros religiosos peninsulares;ahí está presente el viaje”. Una característica que, dentro del repertorio, cuenta con tres excepciones: “Michael Navarrus, que sin embargo vivió un largo exilio interior como eremita en Turruncún, y Juan José de Arce, que, muriendo a muy temprana edad, sólo visitó como maestro Pamplona y Roncesvalles. La calidad contrastada de la obra conservada de éste último lo hace un digno integrante de esta selección de maestros en general poco o nada frecuentados incluso en los circuitos más especializados. En cuanto a finalizar el concierto incluyendo el fantástico himno de vísperas marianas de Joan Cererols, lo cortés no quita lo valiente y recordar a este genio de la música ibérica en el cuatrocientos aniversario de su nacimiento me parecía absolutamente pertinente”. Guindano resalta a su vez que “la importancia del viaje también se hace evidente en el orden del programa, determinado por el calendario litúrgico, que hace especial hincapié en las festividades marianas”. Premisa que también cuenta con sus excepciones en el programa: “He incluido dos obras que no están dedicadas a María;la primera en la Natividad de Jesucristo, fecha inexcusable, y la segunda, por parecidas razones, durante su pasión y muerte”.

Selección y edición de autores Según explica David, para realizar la selección de obras, partió de una “lista de autores navarros que no desarrollaron su trabajo aquí. Posteriormente, consulté diferentes archivos, como Eresbil, Iranzu, Roncesvalles o los de las catedrales de Pamplona, Málaga, Ávila o Burgos, para ver cuáles de ellos contaban con obras relacionadas con las festividades marianas. Al final, como solo podía haber una obra para una de esas festividades, se han quedado fuera unos cuantos autores navarros importantes, ya que yo me he centrado en compositores un poco más desconocidos”. Una vez con las partituras en la mano, David tuvo que realizar otro trabajo no menos arduo que el de al investigación. “En aquella época (siglo XVII, principalmente), cada voz se escribía en papelesseparados;es decir, el concepto de partitura no existía. Eso ahora no nos sirve, porque necesitamos una partitura en la que aparezca escrito, a la vez, lo que todo el mundo canta. Hay que tener en cuenta que hablamos de escritura del siglo XVII, con todo lo que ello implica, por lo que he tirado muchas veces de lupa, paciencia e, incluso, creatividad para transcribir. Y con las letras sucede parecido”. Ese trabajo es el que se ve reflejado en el programa cuando se hace referencia a la edición a cargo de David Guindano. “Pero también he utilizado otras ediciones, como una muy interesante de Patxi García Garmilla, con obras de la Catedral del Burgos, que incluye a muchos autores navarros, pero, sorprendentemente, la transcripción a las partituras actuales la realizó usando su propia caligrafía, por lo que tenido que hacer de copista y pasarlas al ordenador para que se entendiese lo que ponía”.

Un cita histórica en el Puy Esta será la primera ocasión en la que la SMADE recale en la Basílica del Puy, algo que también ha tenido en cuenta David Guindano a la hora de seleccionar las obras. “El espacio es una gozada porque se presta a que haya diversos grupos cantando a la vez en diferentes sitios;es decir, lo que en música se llama policoralidad. Precisamente, la policoralidad en España tuvo su esplendor en el siglo XVII, que es en el que más autores navarros desconocidos hay. Así que todo coincidía. La basílica nos da muchas posibilidades: desde una procesión, hasta cantar en el coro, en los lados o en el centro. El orden del concierto sigue las fiestas marianas del año, y eso lleva a que cada obra sea diferente, tanto en voces como en instrumentos, y también en los lugares en los que se desarrollará”.

Obras y autores

Simón de Araya Andía. (Peralta 1676 - León 1738) Alma Redemptoris Mater. Antífona mariana mayor del tiempo litúrgico.

José de Vaquedano. (Puente la Reina 1642 - Santiago de Compostela 1711) ¿Qué le diré a esta bella zagala? Villancico a la Inmaculada Concepción.

Juan José de Arce. (Tafalla 1748 - Orreaga/ Roncesvalles 1777). Villancico a cuatro a Nuestra Señora. Virgen de la Esperanza o de la O.

Simón Huarte Arrizabalaga. (Puente la Reina ca. 1630 - Bilbao 1679). Cuatro a Nuestra Señora. Socorran mi fuego. Santa María, Madre de Dios.

Simón de Araya Andía. Judith prodigiosa(cantata para contralto solista y continuo). Purificación de la Virgen María.

Miguel de Arizu. (Aritzu 1596 - Madrid 1642). Por coronar a María. Paráfrasis en romance de la Antífona mariana mayor del tiempo Ave Regina coelorum.

Manuel de Egüés. (Egüés 1654 - Burgos 1729) Yo canto, yo lloro (villancico a dúo). Anunciación (24-III).

Juan Francés de Iribarren. (Sangüesa 1699-Málaga 1767). Regina coeli (a cuatro y órgano obligado). Antífona mariana mayor del tiempo.

Andrés Gil. (Navarra? fl. Siglo XVIII). Salve ReginaEn Pamplona. Antífona mariana mayor del tiempo.

Michael Navarrus. (Pamplona 1563 - 1627). Magnificat quinti toni Michael Navarrus In Visitatione B.M.V.

Gabriel de Sostre y Sola. (Tafalla s. XVII - 1693). Cuatro para la Asunción de Nuestra Señora, Palomita hermosa. Asunción de la Virgen (15-VIII).

Fermín de Arizmendi. (Puente la Reina ca. 1691 - Ávila 1733). Nativitas est hodie. Nacimiento de la Virgen María.

Juan Francés de Iribarren. (Última obra del autor) Stabat Mater (a 5). Siete dolores de la Virgen. Última obra del autor.

Joseph Ximenez. (Tudela ca. 1600 - Zaragoza 1672). Obra de lleno de primer tono (Órgano solo).

Joan Cererols. (Martorell 1618 - Montserrat 1680. Cuarto centenario de su nacimiento) Ave maris stella (a triple coro). Himno de vísperas marianas.

michael navarrus

Intérpretes. El protagonismo recaerá, como no podía ser de otra forma, en las voces de la Capilla Michael Navarrus, que se repartirán por los diferentes espacios de la basílica. Estarán acompañados por Jesús Fernández Baena (tiorba), Sára Águeda (arpa), Meritxel Ferrer (fagot barroco), Amaia Blanco (Violone 16 pies) y Virgina Gonzalo (órgano positivo). La dirección corre a cargo de David Guindano.

Secciones