PP Y CS TACHAN DE INCONSTITUCIONAL

Calvo pide mantener el consenso sobre el decreto ley de violencia machista

EP - Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 21:41h.

MADRID.- La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha defendido el "impecable" decreto ley sobre medidas urgentes del Pacto de Estado aprobado recientemente por el Gobierno, al tiempo que ha pedido que el consenso en esta materia "continúe cada día". Sin embargo, desde el PP y Ciudadanos han vuelto a cuestionar la legalidad de la fórmula elegida por el Ejecutivo, al que han acusado de "romper el consenso".

Durante la comparecencia de Calvo en la Comisión de seguimiento de los acuerdos del Pacto de Estado en materia de Violencia de Género del Congreso, la ministra ha reclamado a la oposición "lealtad" en la lucha contra la violencia machista y ha avanzado que el Congreso debatirá el próximo jueves 6 de septiembre este decreto ley, que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 3 de agosto y que debe ser convalidado por la Cámara baja.

Ante esta convocatoria, tanto el PP como Ciudadanos han avanzado que no apoyarán este decreto ley. La diputada 'popular' Marta González ha manifestado que su grupo no va a "colaborar" en la aprobación de este decreto ley "exprés" impulsado por un Ejecutivo "accidental".

EL CONSENSO DEL PACTO "DEBE CONTINUAR CADA DÍA"

Durante su intervención, Carmen Calvo ha pedido apoyo para convalidar el decreto ley contra violencia machista, alegando que el consenso debe "continuar cada día". Además, ha dicho que la vía de urgencia elegida "se deriva de la tragedia" que se vive cada día con este tipo de violencia, al tiempo que ha defendido que es "constitucionalmente impecable" porque no afecta "a ni una sola de las materias excluidas de esta fórmula legislativa".

Entre otras medidas, este decreto ley establece como válidos los informes de "los servicios sociales, especializados o de los servicios de acogida" de la Administración Pública competente para acceder a derechos y recursos en los casos en los que no hay denuncia. También modifica el Código Civil para que la atención y asistencia psicológica quede fuera del catálogo de actos que requieren una decisión común en el ejercicio de la patria potestad, cuando exista sentencia o causa penal en curso.

Desde el PP, la diputada Marta González ha tachado el decreto ley de "inconstitucional" y ha avisado de que no responde al carácter de urgencia. Asimismo, ha afeado a la ministra que reclame consenso cuando está utilizando "atajos porque no ha sido diligente en su trabajo".

También Ciudadanos lo ha criticado, aunque la diputada Patricia Reyes ha precisado que no discrepa del contenido, sino del mecanismo legal por la elección de la vía del "decretazo".

"¿Quienes son ustedes para establecer esto por decretazo?", ha cuestionado, acusando al Ejecutivo de "poner en pie de guerra a los jueces" y de "ningunear al Parlamento". Así, le ha pedido que rectifique para cambiarlo por un proyecto de ley que se tramite por la vía de urgencia, al tiempo que ha acusado al Gobierno de "despotismo".

"LA URGENCIA NO TIENE DEBATE. VAMOS TARDE"

"No rozamos ni de lejos la potestad jurídica soberana de los tribunales, y no rozamos la integridad de la patria protestad", ha argumentado Calvo, en respuesta a las críticas que también se han lanzado desde una asociación judicial.

Asimismo, ha sostenido que "la urgencia no tiene debate" en esa materia. "Vamos tarde", ha incidido, para después recalcar que ella "no enredará nunca" con los formatos que permitan desarrollar medidas contra la violencia machista.

Además, Calvo ha recalcado que las primeras medidas adoptadas en materia de violencia machista fueron acordadas en la última Conferencia Sectorial de Igualdad por "unanimidad absoluta". En esta reunión se debatió sobre las medidas que debían aplicarse más rápidamente, según ha incidido, "desde el consenso del Pacto que se fraguó en las Cortes Generales".

"El consenso del Pacto tiene que continuar cada día, si no, no habrá servido de nada hacerlo", ha reprochado a la oposición, a la que ha pedido un "esfuerzo" para lograr que las más de 200 medidas estén en marcha a final de este año.

"Los mensajes de violencia no pueden formar parte del paisaje cotidiano", ha dicho, insistiendo en la necesidad de mejorar la atención y protección de las mujeres víctimas, así como de los menores que la sufren. De ahí, que el decreto ley también incluya la devolución de las competencias en violencia de género a los ayuntamientos así como el aumento de la financiación para ello.

"HAY FÓRMULAS MENOS RESPETUOSAS"

Tras la petición de Reyes (Cs) de cambiar la fórmula, la ministra ha insistido en que "no hay salto a la Constitución" por que el Código Civil es ley ordinaria. "Hay fórmulas menos respetuosas", ha apostillado Calvo, que ha rechazado el término decretazo utilizado por la diputada del partido naranja. "A este decreto no le pega", sostiene.

La 'número dos' del Gobierno, que ha reiterado que "nadie va a mover al Gobierno del espacio de la lealtad y acuerdo común" en esta materia, ha reprochado al PP que haga oposición con este asunto, y más teniendo en cuenta la "inacción" del Gobierno de Rajoy en esta materia.

Desde el PP, han acusado al Gobierno de "plagiar" una proposición de ley orgánica que el Grupo Parlamentario Popular presentó este 29 de junio en el Congreso de los Diputados, a lo que la vicepresidenta ha contestado: "¿No será porque el Pacto es de todos y no es de nadie? Le pertenece a la sociedad".

Durante el debate, ERC ha reclamado al Gobierno que "se ponga las pilas para hacer efectivas" las medidas del pacto, mientras que el PNV ha dicho que toda lo que vaya en aras de su cumplimiento lo respaldará.

Por su parte, Unidos Podemos ha solicitado la comparecencia de la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Pilar Llop, para que informe de estrategia. Además, han pedido la presencia de las asociaciones feministas en el Congreso y su comparecencia.

Las diputadas de Podemos Sofía Fernández Castañón y Ángela Rodríguez ven "insuficientes" las medidas del Pacto de Estado y han exigido "ir más allá" en la lucha contra la violencia de género.