diez días exprimiendo la experiencia

Tiempo y espacio para crear

La pamplonesa Arantza Santesteban tendrá ocasión de trabajar durante seis semanas en su proyecto audiovisual ‘918 Gau’ como una de las realizadoras seleccionadas dentro del programa Ikusmira Berriak 2018.

“Siempre se refleja la cárcel del mismo modo y me interesa mostrar esos mundos que no podemos ver”

Un reportaje de Ana Oliveira Lizarribar. Fotografía Iker Azurmendi - Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

tiempo para concentrarse. Es uno de los principales valores de las residencias artísticas. Lo que no es poco en un momento como el actual, en el que las prisas y la necesidad de trabajar en mil cosas para mantenerse sume a las/os creadoras/es en un indefinición que acaba con muchas de sus ideas en el cajón o las dilata durante años. Por eso es casi un lujo ser seleccionado en programas como Ikusmira Berriak, que promueven el Festival de San Sebastián, el Centro Tabakalera y la Escuela de Cine Elías Querejeta. La pamplonesa Arantza Santesteban lo sabe y ya lleva diez días exprimiendo la experiencia, que dura seis semanas y permitirá a sus participantes exponer sus ideas ante un grupo de productores asistentes al Zinemaldia.

Tres mujeres y dos hombres. Junto a Santesteban (Pamplona, 1979), han logrado la residencia de este año Elena López Riera (Orihuela, 1982), Nele Wohlatz (Hannover, 1982), Manuel Abramovich (Buenos Aires, 1987) y Grigory Kolomytsev (Rusia, 1990). La estancia comenzó el 20 de agosto y para la cineasta navarra, que en Punto de Vista de este año exhibió Euritan, corto realizado junto con Irati Gorostidi, Ikusmira es una oportunidad para “disponer de tiempo, espacio y recursos” para concentrarse en el desarrollo de 918 Gau, una película que pretende abordar “qué supone vivir en un mundo aislado y carente de imágenes”. El de la prisión. “En la minúscula celda de un furgón policial, una mujer que llevaba años en la cárcel me dijo: para contar qué es la cárcel, es necesario haber dormido en ella. Hace casi una década dormí durante 918 noches en la cárcel”. Es la sinopsis del proyecto. A través de las vivencias de una persona que atravesó esa situación, 918 Gau quiere mostrar una perspectiva diferente a la que habitualmente se ofrece de esta temática a través del hilo narrativo de la comunicación epistolar.

“Ikusmira te ofrece tiempo y espacio para concentrarte en algo”, apunta Santesteban, que valora no solo tener un espacio en el que poder pensar y desplegar sus ideas, sino también la posibilidad de acceder a cámaras y equipos de sonido para generar material sobre el que seguir trabajando. Asimismo, los creadores seleccionados asisten a tutorías individualizadas durante las tres primeras semanas con profesionales como Sergio Oksman, Savina Neirotti o Constantin Popescu, entre otros. Encuentros que vienen “muy bien porque te hacen preguntas importantes y te revuelven un poco hasta el punto de que pueden llegar a darte la vuelta al proyecto”. Durante las tres semanas restantes, los realizadores se centrarán en sus respectivas propuestas y, coincidiendo con la celebración del Festival de Cine de San Sebastián, la residencia llegará a su fin con la exposición -pitching, en argot- de los proyectos ante productores. Como resultado de este último acto, el estudio REC de Donostia concederá un premio de 35.000 euros para la postproducción.

“Hay muy pocas residencias como esta a nivel europeo. La mayoría de la gente joven que estamos empezando a hacer cine no tenemos muchos recursos y está muy bien”, insiste la pamplonesa, que ya había presentado 918 Gauen otras ediciones del programa. Después de desarrollar la idea durante dos años, esta vez convenció al comité de expertos y ahora está muy centrada en esta historia que, al igual que sus otros trabajos, reflexiona sobre una circunstancia íntima que también es social y política. “Me interesa representar esos mundos que no podemos ver”. Como la cárcel, “un universo que casi siempre se ha reflejado con las mismas imágenes, las celdas, el patio, la delincuencia, las drogas...” Y esta cineasta aspira a mostrar “la vida cotidiana, el paso del tiempo, las restricciones físicas, emocionales, materiales;la imposibilidad de hacer cosas básicas de la vida en la calle como cocinar, abrir y cerrar puertas...” Todo eso que “aun no he visto representado en ninguna parte” es lo que quiere hacer Santesteban, interesada en las “fisuras” de las representaciones habituales y en encontrar “lo singular” en cada tema.

de cerca

La creadora. Arantza Santesteban es licenciada en Historia por la UPV y diplomada en Documental Creativo en el Centre de Dones Francesca Bonemaison. Ha desarrollado formación en Guión de Cine Documental con Carmen Ávalos (2013, Barcelona) y ha realizado formaciones con Víctor Erice (2015, Donostia) y con Patricio Guzmán (2016, Madrid). En 2012 comenzó a desarrollar su actividad como directora de varios documentales, destacando entre ellos su primer trabajo Passatgeres. En 2015 comisarió junto a otras personas la exposición Gorputz-Grafiak en el Koldo Mitxelena. En este trabajo se recoge el trabajo de investigación y la genealogía del movimiento feminista en Euskal Herria. Junto con Irati Gorostidi dirigió en 2017 la película Euritan, seleccionada en el Catálogo de Kimuak de 2017. Ha recorrido festivales como Punto de Vista, Miradas Doc o el Festival de Cine de Málaga. En 2017 resultó seleccionada por el Centro de Arte de Huarte para desarrollar la investigación curatorial Imágenes a través: reflexiones sobre imágenes en conflictos.

años anteriores

‘Fantasía’. En 2016, Ikusmira seleccionó, entre otros, el proyecto Fantasía, de Aitor y Amaia Merino. En esta propuesta, los responsables de Asier eta biokparten de un viaje familiar para contrastar lo que supone una idílica experiencia puntual de reencuentro con la crudeza de la realidad cotidiana. El proyecto se encuentra en fase de edición.

cambios para 2019

Quinta edición. Ikusmira Berriak será diferente en 2019. Los residentes desarrollarán sus proyectos durante cuatro semanas entre febrero y marzo con talleres de productores y cineastas y serán asesorados por los expertos. De marzo a septiembre, continuarán trabajando en su proyecto y en septiembre regresarán para completar las dos últimas semanas de residencia y realizarán el pitching. Más datos en ikusmiraberriak.eu.