Navarra apuesta por la inclusión de la población gitana con medidas en educación, empleo, vivienda y salud

Representantes del Gobierno de Navarra y de distintos colectivos que trabajan con la población gitana.

El colectivo, de unas 8.000 personas, cuenta con una nueva Estrategia foral Entre los objetivos, llegar a todos los desempleados menores de 30 años

Leticia de las Heras Iban Aguinaga - Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - El Gobierno de Navarra impulsará distintas medidas dirigidas a potenciar la inclusión de la población gitana, que suma unas 8.000 personas en la Comunidad Foral, con acciones en ámbitos como la educación, la salud, el empleo o la vivienda, áreas en las que presentan mayores dificultades que el conjunto de la población, unas acciones recogidas en el borrador de la Estrategia para el desarrollo de la población gitana en Navarra 2018-2021. A través de este documento el Gobierno foral adquiere el compromiso de incrementar el éxito académico del alumnado gitano en un 15%, reducir el absentismo escolar en al menos un 7%, facilitar el acceso al empleo del 100% de las personas menores de 30 años así como reducir las desigualdades en materia de salud y participación.

Según indicó la directora general de Inclusión y protección social, Gema Mañú Echaide, las actuaciones incluidas en la Estrategia buscan mejorar las condiciones de vida de la población gitana a través del acceso normalizado a las políticas y programas generalistas. Así mismo, están dirigidas a potenciar su participación social y al desarrollo de la convivencia intercultural y a la eliminación de obstáculos que impiden la incorporación, en igualdad de oportunidades, a la vida de la comunidad.

El documento apuesta por la combinación de actuaciones de carácter generalista con actuaciones específicas de acción para el desarrollo de la población gitana. Con una vigencia de cuatro años, cuenta con un carácter transversal por su incidencia en varios departamentos de la Administración foral. Además, en su elaboración participaron distintas entidades locales y de iniciativa social, Servicios Sociales de Base y personas gitanas. “No podríamos elaborar una Estrategia de este tipo sin contar con las personas a las que va dirigida”, indicó Gema Mañú.

Salud

Apuesta por la promoción y la prevención

En lo que afecta al área de salud, la directora gerente del Instituto de Salud Pública, Mª José Pérez Jarauta, alertó de que existen fuertes desigualdades en esta materia. En este sentido, indicó, desde el Programa de promoción de la salud con la comunidad gitana, que pretenden alcanzar a más de 3.000 personas.

Según recoge la Encuesta Nacional de Salud a Población Gitana 2014, la población gitana refiere con respecto a población general, tanto en hombres como en mujeres, un menor consumo diario de fruta fresca, verduras, ensaladas y hortalizas, lácteos y un mayor consumo de legumbres, huevos, embutidos, fiambres y carnes. Esto, junto con una disminución del grado de intensidad de la actividad física en la actividad principal, especialmente en mujeres, son acordes con la presentación de un mayor porcentaje de sobrepeso y obesidad en la población gitana presente en todos los tramos de edad.

Algunas de las acciones incluidas en la Estrategia se dirigen al fomento del cumplimiento del programa de salud infantil. “Se trata de aumentar la participación real de niños y niñas tanto en los controles periódicos que se realizan a todos los niños en Navarra como en las vacunaciones y la salud bucodental”, explicó la directora gerente del Instituto de Salud Pública, Mª José Pérez Jarauta.

Se incluye también el refuerzo de las escuelas de salud, que en 2017 acogieron 369 sesiones y talleres dirigidos a la población gitana. En concreto, indicó Pérez Jarauta, se priorizarán las acciones en materia de alimentación, ejercicio físico y obesidad, envejecimiento activo y saludable, bienestar emocional y parentalidad positiva, así como tabaquismo. Este último es un problema presente en ambos géneros ya que los hombres gitanos fuman diariamente más que los hombres de la población general (54,2% frente al 28,3%) y las mujeres, aunque fuman menos (16,7% frente a 21,7%), han aumentado su consumo en los últimos años y presentan una edad de inicio más temprana.

La Estrategia pretende potenciar también la atención especializada y hospitalaria para este colectivo, prioritariamente en salud sexual y reproductiva y salud mental. Así mismo, se plantea la mejora de la formación de todos los profesionales implicados, mejorar la participación en los programas de detección precoz de cáncer de mama y colon y la prevención de drogodependencias.

Educación

Un cambio desde la base para un futuro mejor

El director general de Educación, Roberto Pérez Elorza, señaló que, en el ámbito que le compete, las desigualdades inciden especialmente en la matriculación del alumnado gitano en la etapa de educación infantil, que se sitúa en un 62,7% frente al 96% de la población general.

Además, señaló, se observa un menor éxito académico tanto en educación primaria como en secundaria. Según indicó, el 64% de la población gitana no se gradúa en la ESO frente al 13% de la población general. Además, a los 16 años el 44,5% ya no están matriculadas en ningún tipo de formación, una tasa muy superior al 6,5% del conjunto de la población. Añadido a estas desigualdades académicas, señaló, se da una ausencia de la historia y la cultura gitana en el currículum y persisten actitudes discriminatorias en la sociedad, también en el sistema educativo.

Ente otros compromisos, esta Estrategia pretende incrementar el éxito académico del alumnado gitano en un 15% y reducir el absentismo escolar en al menos un 7%. Aborda diversas acciones de intensificar las medidas de apoyo en los centros educativos y la puesta en marcha de medidas pedagógicas y de acompañamiento y seguimiento de la matriculación, así como el refuerzo de medidas para reducir al máximo el abandono escolar y la atención a la diversidad. Además, se plantea un refuerzo de recursos en los centros con mayor concentración de alumnado desfavorecido.

Empleo y vivienda

Más oportunidades y acompañamiento

En materia de empleo se contemplan estrategias formativas específicas así como el acceso a los recursos formativos generalistas. Gema Mañú señaló que se efectúa una especial incidencia en la juventud gitana. Nos planteamos como reto el facilitar el acceso al empleo del 100% de las personas gitanas menores de 30 años”, aseguró . Así mismo, añadió, se prestará especial atención a las personas perceptoras de renta garantizada, con el objetivo de llegar en el año 2021 al 70% de este colectivo.

Desde el Gobierno señalaron que la Estrategia garantizará la participación de las entidades del ámbito de intervención con la comunidad gitana en las comisiones territoriales de planificación, ya propuestas en el Plan Estratégico de Inclusión social. Recoge además una estrategia de coordinación entre los recursos de empleo, los servicios sociales y las entidades sociales del sector y apuesta por la puesta en marcha de un programa de apoyo a la regularización y normalización del comercio ambulante y la recogida de residuos sólidos.

En el apartado de vivienda, Mañú subrayó la necesidad de erradicar la infravivienda en la población gitana. En referencia a esto, el texto presentado ayer propone el desarrollo de un programa de actuaciones con las familias previo al acceso a una vivienda, así como un acompañamiento social tras la adquisición de un nuevo inmueble en aquellos casos que sea necesario. El Gobierno se fija como objetivo ofrecer reste acompañamiento social a al menos a 150 personas. Además, señaló Mañú, se potenciará el conocimiento y el acceso a recursos de carácter generalista tanto en materia de rehabilitación como de acceso a la vivienda.

Participación

Por la no discriminación

Trabajo por la no discriminación

La Estrategia persigue incrementar la presencia de personas gitanas en órganos de interlocución específicos, contando con su presencia en al menos el 50% de los consejos sectoriales de participación. Además, entre las medidas se incluye la creación del Consejo Navarro del Pueblo Gitano, que contará con la participación de representantes de la Administración foral, Entidades Locales, Entidades sociales que trabajan con población gitana y el asociacionismo gitano. Este Consejo tendrá carácter consultivo y se encargará de realizar el seguimiento de las diferentes acciones propuestas vinculadas con la comunidad gitana en Navarra.

El borrador hace referencia también a medidas para potenciar las asociaciones gitanas, con especial incidencia en la juventud y las mujeres. Así mismo, recoge la creación de un programa piloto de carácter integral para la incorporación social de la población gitana rumana, cuyo ámbito de actuación será Pamplona y Comarca.

El texto incluye medidas clave en la línea de acciones dirigidas a la no discriminación e igualdad de trato, para lo que busca la implicación de los medios de comunicación así como potenciar las acciones dirigidas al conocimiento del pueblo gitano. “Nos parece importante fomentar acciones que contribuyan a visibilizar la aportación del pueblo gitano en los diferentes espacios porque a veces no se les tiene tan en cuenta como se debería”, consideró Mañú.

las frases

Secciones