El tenis y el feminismo

Por Tomás de la Ossa - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

N o es casualidad que el principal frente de batalla del feminismo en el deporte esté en el tenis, porque es la disciplina femenina con mayores audiencias y más estrellas -en las listas de Forbes de deportistas mejor pagadas hay casi siempre siete u ocho tenistas entre las diez primeras-. Premios iguales a los de los hombres;libertad en las vestimentas (pelea ganada en los 70 y 80, reabierta ahora por Serena Williams, con el traje posparto que usó en Roland Garros);castigos a comentaristas de televisión que hacen gracietas machistas (en el mundo anglosajón eran legión hasta anteayer);y, hace unos días, supresión de la tonta regla por la que se quería multar a Alizé Cornet por quitarse el polo para ponérselo mejor, dejando a la vista un sostén al que no podría poner pegas el juez-árbitro más puritano. Las grandes tenistas tienen la fama que les da poder para ir acabando con las injusticias que aún se arrastran. Que no decaiga ese espíritu batallador.

Secciones