Rusia denuncia ante la ONU un plan para atacar Idleb

Moscú presenta pruebas sobre la preparación de un supuesto ataque químico en la provincia septentrional siria

Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

moscú - Rusia ha presentado pruebas sobre la preparación de un supuesto ataque químico en la provincia septentrional de Idleb ante la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), declaró ayer el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. “No hay duda de que tal provocación se está preparando. Hemos presentado ante la ONU y la OPAQ, con sede en la Haya, pruebas recibidas de diversas fuentes y todas coinciden”, dijo Lavrov en rueda de prensa en Sochi, en el mar Negro.

“No hay que convencer a nadie” del carácter real de la amenaza porque “esas escenificaciones ya han tenido lugar” en el pasado, agregó.

Por otra parte, el ministro ruso defendió el derecho de Damasco a llevar a cabo una operación antiterrorista en Idleb, el último bastión rebelde en el país árabe, al tiempo que informó de la existencia de negociaciones para la creación de corredores humanitarios en la zona.

“Las autoridades sirias tienen todo el derecho a garantizar su soberanía y liquidar la amenaza terrorista en su territorio”, aseveró Lavrov.

A la vez, agregó que “se están llevando a cabo conversaciones para la creación de corredores humanitarios” en Idleb.

Mientras, al comentar el proceso de la separación de los terroristas de la oposición moderada en la última región en manos de los rebeldes, Lavrov aseguró que los yihadistas tratan de obstaculizar la segregación al recurrir a “métodos financieros y otros, incluida la intimidación”.

Durante una reunión con Lavrov, celebrada este jueves, el titular de Exteriores sirio, Walid al Mualem, aseguró que las autoridades harían “todo lo posible para evitar posibles víctimas mortales entre la población civil” durante las operaciones para recuperar Idleb.

Rusia ya ha advertido en repetidas ocasiones de la preparación de una supuesta “manipulación” con armas químicas en Idleb para “torpedear la operación antiterrorista” de las tropas gubernamentales e inculpar al régimen de Damasco.

Según Moscú, el supuesto ataque químico será grabado por la organización de los llamados “cascos blancos” y difundido en medios extranjeros. Para gestionar los preparativos de la presunta “provocación” en Siria ya se encuentran unos “especialistas extranjeros”, denunciaron los militares rusos el pasado domingo.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó ayer a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, de “defender” un posible ataque de las fuerzas gubernamentales sirias contra la provincia de Idleb. - Efe

Secciones