la carta del día

Poner y quitar lazos

Por Javier Larrea Cuena - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

los conflictos ciudadanos sobre poner y quitar símbolos son siempre controvertidos y no favorecen en nada la convivencia. Habida cuenta de mi edad, en mi mente tengo grabado desde mi niñez en la dictadura de Franco que poner=reivindicar y quitar=reprimir;los luchadores por las libertades ponían símbolos reivindicativos y las fuerzas represoras de la dictadura los eliminaban.

Al margen de la polémica que se suscita sobre la legitimidad de la ocupación del espacio público y de su legalidad, el problema sociológico que yo veo a asuntos como éste surge cuando hay una gran mayoría que impone sus símbolos sobre la minoría. Desde la administración que ejerce la autoridad hay que ser muy cautelosos para administrar equidad, que no es lo mismo que legalidad.

Yo veo el conflicto compartiendo la visión nacionalista considerado que es un derecho de libertad de expresión manifestar que los presos son políticos. Y me parece que la tensión la está generando Cs, y creo que los unionistas son los que están retirando símbolos de los independentistas. No me consta que los indepes retiren banderas españolas, pues si hubiese ocurrido habría sido portada de todos los informativos, con lo cual toda la carga de la crispación, a mi juicio, recae sobre los unionistas que han decidido retirar los símbolos de los indepes en vez de, por ejemplo, colocar lazos de otro color (¿naranja?) para hacer valer su derecho a expresar una opinión diferente.

Pero también creo que puede haber en Cataluña muchos ciudadanos que opinan de buena fe que es mejor que Cataluña siga en España y que puedan sentir oprimida o reducida su capacidad de expresión.

Muchos ciudadanos mal informados y contaminados están siendo llamados públicamente por un partido legal a “defender sus derechos” quitando los símbolos que han puesto otros, y les han convencido de que esto es legal.

Desde el Gobierno español y catalán no se hace la pedagogía necesaria explicando el derecho a la libertad de expresión e informando a aquellos que retiran lazos que en su derecho a expresarse no debería estar incluido suprimir o eliminar la expresión de otros. Y desde la Fiscalía general se quiere investigar a los Mossos que están defendiendo esa libertad de expresión, sembrando así confusión y complicando cualquier entendimiento sencillo del problema.

¡Y todo esto por no respetar el derecho a decidir de los catalanes y aceptar que se ha de celebrar un referéndum sobre el futuro de Catalunya que, un día u otro, habrá de llegar!