Jagoba: “Vamos con retraso”

Jagoba Arrasate, en el entrenamiento de ayer en Tajonar. (MIKEL SAIZ)


Javier Leoné/Mikel Saiz - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate (Berriatua, 2/4/1978), lo tiene claro: “En dos partidos hemos sumado un punto y ahí hay un déficit de puntos. ¿Que hay tiempo para solucionarlo? Claro que sí, pero ya no vamos con el horario previsto, vamos con retraso y, cuanto antes arreglemos eso, mucho mejor. Creo que a las cosas hay que llamarlas por su nombre”.

Así de claro se mostró ayer el técnico vizcaíno en la sala de prensa de las instalaciones de Tajonar a dos días de la visita de su equipo al Granada, al que se enfrenta mañana a las 21.00 horas con el reto de seguir progresando, haciendo de la autocrítica su principal virtud, aunque con referencias a la actuación del árbitro del pasado domingo, aunque de forma sutil e indirecta. “Es verdad que contra el Elche hicimos cosas positivas, pero no nos dio para ganar. ¿Por qué? Porque, a pesar de hacer cosas buenas, hubo errores groseros por nuestra parte, pero igual también por parte de algún tercero. La idea es alargar en el tiempo esos brotes verdes que se vieron en la primera parte del partido en El Sadar para así tener más opciones de ganar”, señaló el preparador del conjunto navarro.

Para Arrasate, el enfrentamiento contra Diego Martínez, el que fuera entrenador de Osasuna el pasado curso y acabara destituido el pasado verano pese a tener un año más de contrato con el club rojillo, no va a tener ningún morbo. Al menos, en el aspecto personal. “Para mí es un partido más, otra oportunidad de sumar, pero para los jugadores y para vosotros (en referencia a los periodistas) igual es diferente porque es un entrenador que ha estado aquí. Y supongo que para él también será especial”, explicó el vizcaíno.

“Espero un partido táctico y cerrado”, desveló Arrasate, que destacó las bondades de Diego Martínez. “Es un entrenador que tiene la virtud de minimizar al rival, de que no se vea la mejor versión del contrario, pero a ver si somos capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos”, deseó el técnico rojillo, que dio el visto bueno al retraso del inicio del partido (de las 18.00 a las 21.00 horas) para evitar jugar a temperaturas excesivamente altas: “A las seis hay previsión de mucho calor y creo que hubiese sido una barbaridad jugar a esa hora. A las nueve hará calor, pero entiendo que es un horario más razonable”.

Para terminar, el entrenador de Osasuna insistió en que tiene la plantilla que él deseaba, que ahora la debe convertir en un equipo y que el margen de mejora es muy amplio. “El de los jugadores y también el mío”, matizó para no herir sensibilidades.

El local El técnico del granada alaba a Osasuna, su ex, y le señala como uno de los importantes de Segunda

Pamplona - El entrenador del Granada, Diego Martínez (Vigo, 16/12/1980), aseguró que “lo más importante” para el choque que mañana enfrentará a su equipo con Osasuna en el estadio Nuevo Los Cármenes es que sus jugadores sean “fieles” a sí mismos y destacó que el rival al que se enfrentan “es un equipo muy fuerte en las áreas y en la estrategia”, además de destacar que “se ha reforzado con mucho gusto y de forma inteligente”.

El técnico gallego, que el pasado curso se sentó en el banquillo del conjunto navarro y que cambió de aires en verano porque el club rojillo decidió destituirle pese a tener una temporada más de contrato, reconoció ayer en la conferencia de prensa previa al duelo de mañana que su actual club, el Granada, va a “apurar hasta el último momento” para intentar que pueda jugar el delantero Rodri Ríos, ex de Barcelona B, Sevilla y Cultural Leonesa que arrastra un esguince de tobillo, y dijo que también sufre molestias el atacante Fede Vico, que “va evolucionando, pero está en duda”.

El que sí podrá debutar en el encuentro de mañana es el extremo Alejandro Pozo, al que Diego Martínez tuvo a sus órdenes durante su etapa como preparador del filial del Sevilla y que estuvo ausente en el partido que el pasado domingo disputó el conjunto nazarí contra el Lugo (concluyó con empate a un gol) al no poder ser inscrito por el club. “Todo lo que sea añadir variantes y matices es bueno, y más un jugador como Pozo, que tiene velocidad, uno contra uno y unas ganas de jugar tremendas”, explicó el técnico gallego.

Sobre Osasuna, al que dirigió la pasada campaña, comentó que le va a dar “alegría dar abrazos a mucha gente” porque conoció a “muy buenas personas en Pamplona”, si bien precisó que navarros y granadinos están inmersos en “dos proyectos muy distintos. Osasuna mantiene el bloque del pasado y los jugadores importantes que han salido han sido reemplazados por jugadores contrastados que son inaccesibles para el Granada actual. Se ha reforzado bien, con mucho gusto y de forma inteligente, es un equipo muy fuerte y de los importantes en la categoría”, recalcó.

“En 90 minutos más el añadido vamos a intentar competir de igual a igual y también procuraremos reducir en el verde las diferencias que pueda haber”, agregó el preparador del Granada, quien resaltó que tanto él como sus jugadores quieren “mostrar velocidad y dinamismo, estar serios y atentos en el balón parado, y alargar los buenos momentos” que les “identifican como equipo y mantenerlos en los tramos finales de los partidos”. - Efe

Secciones