Bruselas propone suprimir el cambio horario y agita el debate en europa

El Gobierno socialista informa de su intención de sincronizar los relojes con Reino Unido y Portugal

Clara Ayabar Rivas Fermín Sagüés Guerendiain - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Jean-Claude Juncker abrió ayer la caja de Pandora con una nueva propuesta sobre el cambio de hora: la Comisión Europea (CE) ha decidido abolirlo para dejar un mismo horario durante todo el año. La polémica se repite cada año, cuando las manillas de los relojes se atrasan una hora -por suerte los digitales de la tecnología cambian solos- al llegar el conocido horario de invierno. ¿Qué ventajas conlleva? ¿Es realmente necesario o conveniente? Preguntas que inician año tras año un debate que parece poner de acuerdo a la mayoría de ciudadanos: según la CE y con datos provisionales, un 93% de los españoles y un 84% de los europeos participantes en la encuesta se pronunciaron a favor de no continuar con el cambio horario.

Con la inciativa de la CE, el polémico horario de invierno podría llegar a su fin. “Millones de personas han respondido y son de la opinión que el horario de verano debería ser en vigente en el futuro para todas los tiempos y así será”, enfatizó el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en unas declaraciones a un medio alemán. Adelantar o atrasar las agujas es un auténtico engorro del que poco provecho se saca. Y por eso muchos han pedido ponerle fin.

Los expertos aseguran que dormir una hora menos tiene efectos negativos para la salud en toda la población, consecuencias se agravan más en niños y en ancianos que pueden tardar entre una y tres semanas en adaptarse al nuevo horario. Las consecuencias del cambio son insomnio, somnolencia diurna, irritabilidad, ansiedad y dificultad para concentrarnos.

la luz importa Ganar horas de luz beneficiaría varios aspectos de la vida de los europeos. Una de las cosas que más convence a los ciudadanos es contar con más horas de luz por la tarde. Estas ayudan al ocio y al turismo, fomentan el consumo, favorecen el ejercicio, la socialización y la salud en general. Unas horas vespertinas que se cobrarían los amaneceres con luz. En caso de que el horario de verano se convierta en permanente, las jornadas no comenzarán con luz, llegando a amanecer en algunos lugares como en Galicia a las 9.30 horas.

A pesar de que abolir el cambio de horario acabaría también con la alteración de nuestro ciclo de sueño y proporcionaría mayor sensación de bienestar al armonizar el ritmo biológico y los ciclos de la naturaleza, también presenta aspectos negativos. Los expertos recomiendan despertar al alba y comenzar la jornada con luz. Y que anochezca más tarde puede dificultar la conciliación del sueño, ya que necesitamos unas dos horas de oscuridad antes de acostarnos para dormir bien. Y ya dormimos menos que la media europea: entre 30 y 40 minutos. Sin embargo, el horario de verano haría que se adelantasen de manera habitual las horas de comida, dejando así más horas para dormir.

Uno de los principales objetivos es el ahorro energético. Aún hoy es el principal factor a tener en cuenta, aunque las cifras sobre su efectividad varían. Algunos dicen que apenas se ahorra un 0,5% y otros lo sitúan más allá del 2%. Disponer de más horas diurnas de luz ayudaría a reducir el número de estos. Sin embargo, los científicos advierten que “el rango de factores de riesgo de colisión varía con el tiempo”. Asimismo, el hecho de hacer nuestra vida cotidiana a la luz del día también proporciona más seguridad. Los estudios señalan que con más luz se reduce en las ciudades el índice de criminalidad.

Por si fuera poco, también hay estudios que indican que hay un impacto directo en la salud al tener más horas de luz por la tarde. Hay menos ataques al corazón (un 5% según un estudio sueco, un 10% según otro de la Universidad de Alabama). Además, hay estudios que aseguran que cada hora extra semanal expuestos a luz natural reduce el riesgo de miopía en un 2%. La luz solar otorga más posibilidades de adelgazar, pues cuando las células grasas reducen su tamaño al exponerse al sol,

españa, a lo suyo Unas ventajas aparentes que los navarros no disfrutarían debido a la propuesta que el Gobierno de Pedro Sánchez realizó a raíz de las palabras de Juncker. El Ejecutivo, que se mostró ayer de acuerdo con la propuesta europea, informó de su intención de cambiar el huso horario de España. “Está en la agenda”, dijo la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. Asimismo, recordó que esta es la línea que han defendido desde que están en el poder. Sin embargo, no aclaró si están más de acuerdo con el horario de verano o el de invierno.

En muchas ocasiones, quien no aclara, oscurece. Eso le ocurrió a Celaá, que poco después de asegurar que no se ha debatido en el Consejo de Ministro el horario por el que se decantan, informó que “el cambio de huso es un asunto muy interesante”, que “está en la agenda del Gobierno”. Un horario que situaría a España en línea con Portugal y Reino Unido, y que dejaría al Estado con el horario de invierno permanente en caso de que la Comisión Europea aboliese el controvertido cambio de hora. Esta modificación llegaría entre 2020 y 2021, por tanto no habrá cambios a corto plazo y este otoño se mantendrá el cambio de hora: el 28 de octubre a las tres de la mañana serán las dos. Y lo mismo sucederá, pero a la inversa, a finales de marzo de 2019.

detalles

Comisión Europea propone abolir el horario de invierno. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, propuso ayer la intención del organismo de eliminar el cambio de hora que los países realizan dos veces al año -en octubre y en marzo-, cuando se atrasa y se adelanta una hora respectivamente.

Pasos a seguir. La propuesta tendrá que superar el camino habitual para su aprobación. Los Estados miembros deben dar su visto bueno por mayoría, y la Eurocámara, que ya se ha manifestado a favor de la abolición, ha de ratificar la modificación legislativa.

Cada país decide. Juncker matizó en su propuesta que, sea cuál sea la recomendación, la decisión final de adoptar el horario de verano o el de invierno dependerá de cada país.

El Gobierno de Sánchez, con intención de cambiar el huso horario. El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, no descarta que España pueda tener otro huso horario, acorde con su posición geográfica e igualarse a Portugal.

en cifras

2020

La comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, calcula que podría entrar en vigor entre 2020 y 2021.