Industria aplaza a 2020 la subida del precio de los coches por las emisiones

Esta medida no exime a ningún vehículo nuevo de cumplir las exigencias de la nueva homologación

Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

madrid - El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha aprobado un régimen transitorio, hasta finales de 2020, para la aplicación del nuevo protocolo de medición de emisiones, lo que, según el Gobierno, reducirá el impacto fiscal e industrial del cambio de procedimiento.

El Reglamento de la Unión Europea 2017/1151, que entró en vigor ayer, obliga a aplicar un nuevo protocolo de ensayos denominado Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure (WLTP) para medir las emisiones.

Desde este 1 de septiembre, todos los vehículos nuevos matriculados tendrán que someterse a ese nuevo protocolo para calcular con mayor precisión sus emisiones. No obstante, el Reglamento prevé una herramienta que relaciona los valores del WLTP con los del procedimiento anterior (NEDC), de forma que exista una base comparable mientras convivan los dos tipos de medición.

El Ministerio de Industria permitirá utilizar el llamado valor correlado, obtenido de esa comparación, hasta finales de 2020 para dar un tratamiento homogéneo a la fiscalidad de los vehículos y mitigar el eventual impacto del WLTP sobre la demanda de automóviles.

Según Industria, con esta medida no se exime a ningún vehículo de cumplir con las emisiones establecidas en la nueva homologación, aunque con la aplicación del índice correlado “se gradúa el impacto fiscal del cambio de procedimiento y se promueve la renovación del parque móvil”. “A su vez, facilita la transición ordenada a una movilidad y una fiscalidad más sostenibles, una de las apuestas de este Gobierno”, añade el ministerio.

Con la medida adoptada se da cumplimiento al principio de “rigor comparable” recogido en los reglamentos europeos y se sigue en la senda del resto de Estados miembros que ya la habían aprobado.

estabilidad El Gobierno considera que es “fundamental” esta medida para contribuir a un marco de estabilidad y certidumbre que, unido al compromiso del sector de la automoción, avance en la reducción de las emisiones contaminantes, favorezca la creación de empleo en la industria de la automoción, y consolide a España como segundo fabricante de vehículos de la UE y octavo a nivel mundial. Esta medida se incluye en un futuro Acuerdo Estratégico entre el sector y el Gobierno de España que propondrá medidas efectivas para estimular la inversión y la demanda de vehículos eficientes y el desarrollo de un nuevo modelo de movilidad sostenible y eficiente, ha apuntado el Ministerio de Industria.

Con la entrada en vigor del WLTP, las marcas han motivado políticas comerciales beneficiosas para los consumidores con el objetivo de acabar con sus stocks. Tanto es así que el mercado automovilístico español registró cerca de 35.000 matriculaciones en los dos últimos días de agosto, una cifra que supone casi el 30% de las ventas totales realizadas en el octavo mes de 2018.

La previsión era que las entregas de turismos y todoterrenos en España cerraran este mes de con un volumen cercano a las 121.000 unidades, a pesar de que a falta de dos días para el término del mes se habían matriculado unas 86.650 unidades.

los fabricantes preocupados Los fabricantes están “preocupados” por las consecuencias que pueda acarrear el nuevo ciclo de ensayo, que hace que los niveles de emisiones dióxido de carbono (CO2) de los automóviles sean más elevados en las pruebas de laboratorio en comparación al test anterior.

Con la aplicación del nuevo protocolo de medición de emisiones, muchos de los automóviles exentos en la actualidad del impuesto de matriculación en España serán penalizados con este gravamen. Los tramos son de 0% para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 gr/km de CO2;4,75% para vehículos con emisiones mayores a 120 y menores a 160 gr/km de CO2;9,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales de 160 y menores de 200 gr/km CO2, y 14,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales a 200 gr/km CO2. Según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), el WLTP hará que entre un 10% y un 20% de los vehículos actualmente exentos del impuesto de matriculación se vea obligado a pagarlo.

La Asociación Europa de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha recomendado a los gobiernos nacionales que se aseguren de que la nueva prueba de emisiones no suponga un aumento de impuestos para el usuario. El secretario general de ACEA, Erik Jonnaert, ha calificado de “obsoleto” el ciclo de prueba NEDC, pero ha incidido en que los impuestos de los vehículos no se eleven simplemente por la transición al WLTP. - E.P.