Navarra mejora la calidad de su empleo con 4.300 nuevos fijos a tiempo completo en el último año

Trabajadores de Acciona en el centro de control de Sarriguren. (PATXI CASCANTE)

Casi la mitad del crecimiento en la afiliación se corresponde ya con puestos indefinidos que cubren toda la jornada
Los salarios aún no recuperan poder de compra, pero comienzan a crecer cerca de un 1,5%

Juan Ángel Monreal/Patxi Cascante - Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - Han sido necesarios cuatro años de crecimiento para que la economía navarra comience a generar empleo de cierta calidad. Para que los contratos temporales y por horas dejen paso, de forma paulatina, a la contratación indefinida y a tiempo completo. Para que los salarios, sacrificados por las reformas laborales del PSOE y del PP en busca de una recuperación incierta, comiencen, al menos, a dejar de perder poder adquisitivo si bien las alzas por encima del IPC, que ronda ya el 2%, apenas se dejan sentir todavía.

Navarra ha creado en el último año, en términos de afiliados a la Seguridad Social, algo más de 9.500 puestos de trabajo. Se trata de uno de los mayores crecimientos de la serie histórica y de un aumento que rebasa el del auge de la economía. Medido en estos términos, la afiliación avanza por encima del 3,5%, mientras que el PIB crece en torno a un 3%. La última crisis y las sucesivas reformas parecen haber roto, por tanto, con lo que durante décadas fue una constante en la economía española y navarra: era necesario crecer por encima del 2% para crear empleo. Hoy, esto se consigue con un PIB avanzando apenas un 1%.

De hecho, Navarra viene creando empleo prácticamente desde el año 2014, pero los sindicatos han advertido en repetidas ocasiones de la escasa calidad de los nuevos puestos de trabajo. La precariedad se ha instalado como una lacra, especialmente entre los menores de 30 años y en aquellos colectivos (mayores de 45 años, mujeres desempleadas) que atraviesan. Contratos temporales y jornadas parciales, en ocasiones extendidas de manera fraudulenta, han sido una constante en un mercado laboral donde el 92% de los contratos que se firman son eventuales, pero en el que comienzan a apreciarse señales de una mayor estabilidad.

La Encuesta de Población Activa, con todos sus vaivenes, fue la primera en advertirlo. Ya a mediados del año pasado mostraba un crecimiento de casi 20.000 personas en el número de trabajadores con contratos indefinidos, un dato “poco consistente”, como definió un día el vicepresidente Ayerdi los resultados de la encuesta. De hecho, este dato no ha tenido continuidad en el último año, un periodo en el que Navarra ha acelerado la creación de empleo, según los datos de la Seguridad Social. La base de datos del organismo público confirma en el último año (julio de 2017 a julio de 2018) un crecimiento de cerca de 5.300 afiliados fijos, de unos 4.100 temporales y de casi 120 fijos discontinuos. En total, unos 9.520 afiliados más, de los que un 45% son ya indefinidos a tiempo completo. Pueden no parecer suficientes o pueden ser leídos en sentido inverso (un 55% del crecimiento del empleo se corresponde a jornadas parciales o contratos temporales), pero también pueden ser comparados con lo que sucedía en años anteriores. Así, entre julio de 2016 y julio de 2017 solo un 23% del crecimiento en la afiliación se correspondía a con fijos a tiempo completo. Y entre julio de 2015 y julio de 2016, la proporción apenas llegaba a uno de cada cuatro.

Es decir, en el último año no solo se crea más empleo (unos 9.500 empleos, frente a los 7.300 del año anterior y los apenas 5.900 del periodo 2015-2016), sino que este es de mayor calidad. Una evolución lógica con el buen momento de la economía (responde el consumo, carburan las exportaciones, las empresas tienen pedidos y actividad de forma estable) y en sintonía con los objetivos que se marcó el Gobierno foral desde el comienzo de la actual legislatura. Algunas de las medidas aplicadas, condicionando las ayudas al tipo de contrato e incluso al salario, han remado en la misma dirección. El peso de la industria, que en Navarra no solo se mantiene sino que crece suavemente en los últimos trimestres, es otro de los factores que explica el aumento de los contratos indefinidos y a tiempo completo

Los sueldos son otro de los baremos que permiten medir la calidad del empleo. Y también han traído noticias esperanzadoras . Años de rebajas y congelaciones han dado pie a incrementos tanto en los salarios regulados por convenio como en el resto de remuneraciones, tal y como se recoge en la Encuesta Anual de Costes Laborales, que sitúa a Navarra como la comunidad en la que más crecieron en el último año. De hecho, su evolución contrasta con de la CAV, Madrid y Cataluña. En lo que va de 2018, las mejorías parecen continuar: hasta julio, los convenios laborales registran subidas del 1,4%.

la cifra

74%

Crece la contratación fija en navarra

Según el último informe de Servicio Navarro de Empleo, la contratación indefinida crece un 74% desde el año 2013, frente al 44% que crece la temporal.

134.272

Fijos. Pese al crecimiento del último año, son todavía menos que en 2008, cuando el ritmo de contratación era también mayor.

fijos e indefinidos

Año Variación

2017-2018 4.300

2016-2017 1.735

2015-2016 1.370

Secciones