Las semillas de la investigación

Ocho jóvenes navarros, de 16 a 18 años, participarán en un concurso de biología sintética. Aquí se explica su proyecto

Un reportaje de G. Montañés Fotografía Iban Aguinaga - Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Sueñan con trabajar en Medicina, en Ingeniería, en Informática o en Biotecnología. Y algunos de ellos y ellas ya están a un paso de ello, porque este próximo curso empiezan estos grados en la universidad. Se trata de los ocho jóvenes (cuatro chicas y cuatro chicos), de entre 16 y 18 años, que conforman el equipo navarro iGEM Biogalaxy, con el que participan en un concurso que les llevará a finales de octubre a Boston (EEUU), para presentar su proyecto y conocer los de otros equipos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). El denominador común de esos trabajos es que se centran en la Biología Sintética.

iGEM es una fundación que organiza esta competición internacional entre diversos equipos. Este año se espera reunir a unos 370 grupos, cinco de ellos de España. En el caso de la Comunidad Foral, la iniciativa se puso en marcha vinculada al Planeta STEM, un proyecto que promueve las carreras técnicas y tecnológicas entre el alumnado, que está encabezado por la Dirección General de Industria, dentro del Gobierno foral (que financia esta iniciativa), y coordinado por el Planetario de Pamplona.

Para el concurso, se promovió por primera vez una convocatoria entre centros educativos para animar a participar a estudiantes (de Secundaria, y a partir de 4º de la ESO) interesados en este ámbito, con el requisito de que dominaran el inglés. Y también se les exigía que se comprometieran a asistir este verano a las jornadas de trabajo, que tuvieron lugar primero en el Planetario y, después y hasta este pasado día 31, en el Instituto de Agrobiotecnología, un edificio compartido por la Universidad Pública y el CSIC que tiene su sede en Mutilva. De hecho, personal investigador del CSIC colabora con la formación de estos estudiantes.

“Sé que es un verano muy bien invertido”, explica Maider Manterola Tellería, una de las participantes. “En mi caso, aún no he decidido qué estudiar, y creo que esto puede ayudarme a encontrar mi vocación”, añade otro de ellos, Imanol Remón Lasheras. La posibilidad de acceder a un laboratorio y de conocer su día a día (se han reunido por la mañana de lunes a viernes) es lo que más atrajo al grupo. Además del viaje a Estados Unidos. En esa cita, tendrán que explicar un proyecto, para lo que, entre otras tareas, deben preparar una presentación y una web. Algo más difícil ahora, dado que dos de los integrantes del equipo, Daniel Sáenz Fernández y Aitor Rubio Aguerri, empezarán la universidad en Barcelona.

Para realizar el proyecto, desde finales de junio han recibido formación en áreas como Biología, Biotecnología o Ingeniería Biomédica. La idea en torno a la que trabajan es que, en el futuro, habrá más viajes espaciales y, por lo tanto, habrá que desarrollar plantas que puedan producir oxígeno, servir de alimento y generar sustancias de interés terapéutico y nutricional. Se trata, así, de contar con plantas genéticamente modificadas que produzcan proteínas y estas sean fácilmente extraíbles y purificables. Una meta hacia la que estos jóvenes sueñan con dar nuevos pasos.

al detalle

¿Qué es iGEM? Se define como una fundación centrada en la educación, que organiza un concurso de Biología Sintética. Consiste en que, en equipos, estudiantes de universidad o de instituto resuelvan problemas del mundo real.

¿Quién participa? En España, este año hay cinco equipos. Por ejemplo, un equipo barcelonés plantea un estudio sobre la absorción a través de la bacteria E.coli de ácido palmítico para reducir el riesgo de cáncer, y otro madrileño desarrolla un biosensor que reconozca moléculas biotecnológicas en tiempo real. Permitirá, así, detectar nubes de compuestos biológicos que afecten a la salud.

La visita a Barcelona. El equipo navarro destacó el pasado 18 de agosto en una reunión entre diversos equipos que tuvo lugar en Barcelona, y donde se puso en común el trabajo realizado.