Remontista a los 85 años

Pelota Un partido entre profesionales sirvió para homenajear al octogenario Juan Ignacio Goñi en el frontón de Obanos, su localidad natal en la que sigue jugando a diario

Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - El frontón de la localidad navarra de Obanos acogió el pasado martes por la tarde un partido de remonte que sirvió para homenajear a uno de sus vecinos. Aprovechando la celebración de las fiestas patronales de Obanos, circunstancia que sirvió para que fueran un buen puñado de aficionados los que se animaran a acercarse al recinto y dotarlo de un ambiente espectacular, las parejas compuestas por los profesionales Eloy y Garcés se enfrentaron a Barricart y Otano en un partido que sirvió para rendir tributo a Juan Ignacio Goñi, vecino de Obanos que a sus 85 años sigue jugando diariamente a remonte en el frontón de su pueblo.

El encuentro, que resultó tremendamente disputado y no tuvo una resolución clara casi hasta el final, hizo disfrutar de lo lindo a los numerosos aficionados que acudieron a un frontón que registró una espectacular entrada. El triunfo se lo apuntaron los pelotaris que lucieron gerriko y elástica azul, Barricart y Otano, que se impusieron a Eloy y Garcés por 34-40. La combinación azul sumó más juego en conjunto, ya que el joven delantero de Doneztebe, Eloy, no tuvo su mejor día y, a pesar del gran partido que completó su compañero, Garcés, no pudieron con la dupla de Aoiz, que se hizo con la victoria con una ventaja de seis tantos.

En cuanto al emotivo homenaje, el acto de tributo a Juan Ignacio Goñi, lo organizó el Ayuntamiento de Obanos, que además contó con la inestimable colaboración de la Fundación Remonte Euskal Jai Berri y de Bodegas Olimpia. En dicho acto, realizado a pie de cancha del frontón, se le entregó al homenajeado una placa conmemorativa en la que se resaltaba su afición y amor al remonte, modalidad pelotazale que sigue practicando a diario, incluso a tan avanzada edad, y un estuche de vino de Bodegas Olimpia, uno de los patrocinadores habituales de la Fundación Remonte Euskal Jai Berri.

Pero no quedó ahí la cosa. Después de los homenajes previos y del emocionante partido disputado, el público se puso en pie para, con una atronadora ovación, pedir que Juan Ignacio Goñi agarrara el remonte y ofreciera una pequeña demostración de lo bien que se le da este deporte. Los paisanos de Goñi consiguieron su objetivo, ya que el veterano remontista exhibió sus habilidades con el remonte, sorprendiendo a propios y a extraños con su afición, su pundonor y un excelente estado de forma física pese a contar ya con 85 años.

En definitiva, que en el frontón de Obanos se vivieron momentos mágicos, una tarde emotiva en la que el remonte profesional visitó la localidad por vez primera en la historia. La iniciativa dejó un buen sabor de boca, por lo que no sería de extrañar que el remonte volviera. - D.N.