uno de los iconos del cine

La tentación vive en Zarautz

Cartel en francés de la película "La tentación vive arriba"

El Photomuseum muestra hasta el 30 de septiembre una exposición dedicada a Marilyn Monroe, que protagonizó una de las escenas más conocidas de la historia del cine

Un reportaje de Gorka Martinez - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Es uno de los iconos más significativos de la historia del cine y su rostro y su nombre son conocidos por todas las generaciones. Pese a su muerte prematura, la filmografía de Marilyn Monroe es extensa y, aún hoy, su imagen tiene plena vigencia. Tanto es así que hasta el 30 de septiembre el Photomuseum de Zarautz muestra la exposición titulada Marilyn Monroe: faldas al viento, en la que se pueden ver diferentes imágenes artísticas derivadas de la mítica escena en la que a la actriz se le levanta la falda debido al viento que sale de la rejilla del metro de Lexington Avenue. El filme para la que se rodó esta escena es The Seven Year Itch, de Billy Wilder, filmada en 1955, y conocida en castellano como La tentación vive arriba.

La muestra ha sido comisariada por el reconocido experto en cine y cómic Luis Gasca, quien la ha producido en colaboración con el centro Komikigunea del Koldo Mitxelena de Donostia. Gasca no duda en catalogar a la actriz como “mito destinado a ser inmortal junto a la Mona Lisa y al Ché Guevara”. Y es que, para muchos, fue gracias a esa toma cuando nació la leyenda de Marilyn Monroe.

Para Gasca, aquella escena y su protagonista “son un icono mundial que siguen teniendo mucha relevancia décadas después”. Hoy en día todavía se puede ver que esa imagen continúa teniendo representación en muchos ámbitos artísticos.

El comisario añade que es una de las imágenes “más repetidas de la historia” y que no solo se han podido ver reproducciones en el cine, sino también “en pinturas, estatuas y cómics”, además de haber servido de inspiración para campañas publicitarias, parodias, chistes o sátira política. Su magnitud es tal que “se puede apreciar esta imagen representada en las tiendas de souvenirs de Nueva York, donde se pueden encontrar todo tipo de productos con la escena de Marilyn dibujada en ellos, como por ejemplo, en los ceniceros”.

Pero la escena no es lo único que se quiere destacar en Marilyn Monroe: faldas al viento. “En esta exposición queremos recalcar aquella mítica secuencia, pero también queremos resaltar lo que significó la actriz que la representa”, explica, para después añadir que se subraya “el magnetismo y el atractivo que tenía Marilyn Monroe”, cuya imagen, pese a su complicada vida y su prematura muerte -falleció a los 36 años-, continúa impactando. Precisamente, debido a ese atractivo la estrella fue utilizada “como si fuera un objeto por parte de los medios de comunicación de aquella época, en un momento donde la mujer tenía mucho menos poder que ahora”.

Faldas al viento La famosísima secuencia de La tentación vive arriba se grabó de madrugada en septiembre de 1955 en el número 590 de Lexington Avenue de Nueva York. Para lograr el efecto de las faldas al viento, se introdujo un gigantesco ventilador escondido bajo la rejilla del metro por parte del jefe de efectos especiales del filme, Paul Wurtzel, siguiendo las indicaciones de Wilder. Esta escena tuvo que rodarse dos veces, la primera en la misma calle y la segunda en un estudio. Tuvieron que desechar la primera toma debido al ruido de la gente que estaba presenciando el rodaje. No obstante, muchos de los presentes en Lexington Avenue pudieron retratar aquel momento. Fue el caso del fotógrafo George S. Zimbel, que guardó las fotos durante años.

Después de mudarse a la ciudad canadiense de Montreal en 1971 encontró una caja llena de rollos de fotografías sin revelar que resultaron ser sus instantáneas de aquella escena. El rodaje también tuvo consecuencias en el matrimonio de la actriz. Estaba casada con el jugador de béisbol Joe Di Maggio, al que no le gustó que su esposa grabara esa secuencia. La escena provocó la ruptura del matrimonio, pero también elevó a Monroe al Olimpo del cine.

Secciones