Le salvó hace 30 años y ahora trabajan en el mismo hospital

Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

EEUU - A la enfermera Vilma Wong le sonó muy familiar el nombre de su colega Brandon Seminatore, un médico de 28 años que recientemente se había incorporado al Hospital Infantil Lucile Packard de California (Estados Unidos), como médico especializado en neurología infantil. Seminatore trataba a uno de los pacientes que se encontraba en la sección de Wong, dedicada al área de cuidados intensivos para bebés que nacen prematuros. Wong siguió indagando y tras varias preguntas descubrió que el médico había nacido en ese mismo hospital y que también había sido prematuro, es decir, que nació antes de los nueve meses de gestación. “Fue en ese momento en el que sospeché, porque me acordaba de haber sido la enfermera de un bebé con ese mismo nombre. Le pregunté si su padre era policía y hubo un largo silencio. Ahí me preguntó si yo era Vilma”, dijo la enfermera, según recogió The Independent. “Le dije que sí”, indicó Seminatore. El médico le contó que antes de empezar a trabajar su madre le pidió que buscara a una enfermera de nombre Vilma, pero Seminatore pensó que ella ya se habría retirado y no lo intentó. Casi tres décadas atrás, en ese hospital, en la misma sección de cuidados intensivos para prematuros, Vilma fue la enfermera de Seminatore y lo cuidó durante un mes. “Nunca esperé encontrar a la persona que me cuidó”, indicó Seminatore y agregó: “He completado el círculo y ahora estoy cuidando bebés con la enfermera que me atendió. En el momento en el que contó el encuentro a sus padres, le respondieron mandándole una foto sacada casi 30 años atrás de Wong con Seminatore sobre sus piernas. La imagen del antes y el después fue publicada en Facebook e inmediatamente generó cerca de 30.000 reacciones. Poco tiempo pasó para que la historia se hiciera viral.