Carta al conductor de la moto 76..FG..

J.M. García - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Estimado conductor de la moto matrícula 76..FG.. (omito las demás cifras por protección de datos, pero tú las sabes), el pasado martes día 28 de agosto te insulté con mucha rabia y quiero pedirte disculpas por dejarme llevar por la mala leche que hice cuando me adelantaste por la derecha en el puente del ferrocarril en la carretera de Estella, en Echavacoiz.

Es posible que ni te acuerdes, pero tuve que dar un frenazo repentino para no estrujarte entre el morro de mi coche y el culo del coche que yo estaba adelantando.

Te refrescaré la memoria. Tras pasar la rotonda de Inquinasa, dirección Zizur, está el puente del tren, hay dos carriles y la velocidad permitida es de 70km/h. Yo puse mi coche a 70km/h y empecé a adelantar por el carril izquierdo a un coche que iba por el carril derecho, y cuando estaba a punto de llegar a su parte trasera tú me adelantaste a toda leche por la derecha y te metiste entre el escaso espacio que había entre los dos coches. Me diste un susto de muerte, pero acerté a pegar un frenazo y pudiste pasar por medio sin mayores problemas. Tal vez no me oíste gritarte algunas lindezas por tu arriesgada maniobra, más propia de una carrera de motos que de la carretera, que puso en riesgo tu vida y la mía y tal vez la de alguien más en el otro coche. Lo dicho, discúlpame por mi mala leche.

También te pido disculpas por insultarte de nuevo cuando al cabo de 40 segundos te encontré parado en el semáforo de la variante, en Urdanoz. ¿Te acuerdas? El semáforo estaba en rojo, había una fila de coches en cada carril y tú estabas el cuarto. Yo llegué un poco mas tarde y me quedé el quinto. Tanto correr y arriesgar la vida para encontrarnos en el semáforo. Te insulté de nuevo cuando se puso el semáforo en verde y tú saliste como loco, pisando la línea de señalización, como si estuvieras en la parrilla de salida del circuito de Los Arcos, adelantando a ocho coches, cuatro por carril. Yo pensé ¡pero si se lo han podido llevar por delante si uno de los coches hace una maniobra un poco oblicua! y como ya venía caliente contra ti pues dije eso de ¡será… conduce como loco!

Te pido disculpas porque obré temerariamente juzgando a botipronto tu manera de conducir poniendo en riesgo tu vida y la de los demás. He tenido tiempo de recapacitar y he visto que fui injusto, porque después de ver tus maniobras, he visto cómo otros conductores de moto actúan parecido y he llegado a la conclusión de que como no tengo carnet de moto no conozco las normas de circulación de motos, y que allí donde aparentemente no se puede adelantar por la derecha, las motos sí pueden, y allí donde hay dos carriles para vehículos con una raya en medio, en realidad es para dos coches y la raya es para marcar una especie de tercer carril-raya para motos.

Luego he visto también que hay gente con moto que respeta el carril y la velocidad y he concluido que esto de los conductores de motos es como los dueños de perros. El que haya un dueño guarro que no recoge la mierda de su perro no hace que todos los dueños de perro sean unos guarros, supongo que el que algunos conductores de moto sean unos irresponsables no quiere decir que todos lo sean.

Lo dicho discúlpame, pero la próxima vez conduce con más cuidado.

Secciones