El Gobierno paraliza la venta de bombas a Arabia Saudí

Defensa no facilita 400 artefactos de precisión láser para bombardear Yemen, pactados en 2015

Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - El Ministerio de Defensa ha paralizado la venta de 400 bombas de precisión láser del ejército español a Arabia Saudí para bombardear Yemen, según informó la Cadena Ser. El departamento dirigido por Margarita Robles ha iniciado ya los trámites para dejar sin efecto el contrato firmado el pasado verano de 2015 entre España y Arabia Saudí;así, el Ejecutivo va a devolver los 9,2 millones de euros abonados por este material que se encuentra en una base militar de Aragón a la espera de que los compradores recogieran el material.

Defensa inició el pasado mes de julio los trámites para paralizar este contrato, pocas semanas antes del bombardeo de Arabia Saudí en Yemen que mató a 51 personas, entre ellos 40 niños. Además dejó 77 heridos.

Amnistía Internacional sitúa a España como cuarto país en la lista de mayores exportadores de armas al reino saudí. El Parlamento Europeo ha llamado en muchas ocasiones a los estados miembros a cesar esta práctica porque viola los derechos humanos. El contrato para la venta de 400 bombas de precisión se enmarca dentro de la Operación Tormenta de la Firmeza y Devolución de la Esperanza que lidera Arabia Saudí contra los hutíes, opositores al que esta coalición de países árabes considera gobierno legítimo yemení. La firma del acuerdo se produjo en el verano de 2015. El contrato arrancó con Pedro Morenés como Ministro de Defensa, continuó con María Dolores de Cospedal y ahora finaliza bajo el mandato de Margarita Robles.

civiles muertos Desde el año 2015, más de 6000 civiles han muerto en la guerra civil de Yemen en la que se enfrentan el gobierno y los rebeldes hutíes. Distintas ONG elevan hasta los 22 millones el número de personas que necesitan asistencia humanitaria, lo que representa el 80% de la población. A ello hay que sumar los tres millones de desplazados que calculan estas ONG.

Con esta decisión se abre la puerta a la posibilidad de que nuestro país se sume otros como Suecia, Canadá, Finlandia, Noruega, Bélgica o Alemania que han paralizado sus exportaciones de armas a la coalición. - D.N.