Los antiguos socios cargan contra el alcalde por su expulsión de las concejalías

Berro cuestiona que lleve igualdad un “hombre, ‘cis’ y hetero” y Asiron confía que sea su mayor reproche

Kepa García - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - El último curso de la legislatura del cambio comenzó ayer en el Ayuntamiento de Iruña con un anuncio, que la Casa de Mujeres se instalará en los locales del antiguo conservatorio de la calle Aoiz;y una evidencia: que los desencuentros entre las cuatro formaciones que hicieron posible en 2015 la alternancia en la Alcaldía, lejos de apaciguarse tras el parón veraniego, van a peor.

Especialmente en el caso de las representantes de Aranzadi e I-E, Laura Berro y Edurne Eguino, que centraron sus ataques en Joseba Asiron durante la comparecencia del alcalde en la comisión de Presidencia para informar de los proyectos en el área de Igualdad, que dirige desde la remodelación interna. Era la primera sesión tras ser destituidas el 4 de julio de sus responsabilidades y ambas pusieron de manifiesto, tanto por el tono empleado como por algunas de las expresiones que se escucharon en el salón plenario, que el periodo de reflexión que habían anunciado tras la crisis les ha situado más cerca de la oposición que de sus antiguos socios de gobierno.

Laura Berro, la antigua responsable del área de Igualdad, fue la que más crítica se mostró con el alcalde, al que reprochó que en su condición de hombre y heterosexual dirija el área.

sensibilidades “El responsable de las políticas LGTBI es un hombre, y además ‘cis’ (término utilizado para describir a personas cuya identidad de género y género asignado al nacer son concordantes) y heterosexual, que no va a entender las violencias que enfrentamos las mujeres en toda su diversidad”, comentó la concejala de Aranzadi.

Visiblemente enfadada, llegó a decir que Asiron “no cree en las políticas de Igualdad y se le nota” y consideró que dadas las obligaciones que conlleva el cargo de alcalde, no podrá dedicarle el tiempo que necesitan los asuntos del área. Por último, Berro se quejó del presupuesto que dispuso y acusó al alcalde de haberles llamado “egoístas” cuando pidieron aumentar las cuantías.

los portavoces Nadie llegó tan lejos como ella en sus ataques a Asiron. Ni la socialista Maite Esporrín, proponente de la comparencia en la Comisión de Asiron -a la que el alcalde agradeció algunas de las propuestas planteadas-, se empleó con la dureza dialéctica de la representante de Aranzadi. Esporrín aseguró que lo importante no es que sea un hombre o una mujer, sino la actitud, pero antes de concluir dijo que le ha sorprendido que el alcalde asuma el área porque “he tenido la percepción de que usted no trata por igual a las mujeres y a los hombres”.

Para la regionalista Ana Elizalde, las labores del primer edil no le van a permitir dedicarle el tiempo suficiente al área y en la línea de lo manifestado por Esporrín, comentó que “las mujeres no nos hemos sentido muy bien tratadas por el alcalde”.

Edurne Eguino, que anunció la semana pasada su salida de la Junta de Gobierno Local, reconoció que la idea inicial del cuatripartito fue vincular las competencias de Igualdad a la Alcaldía. Pero dicho lo cual, la concejala de I-E hizo repaso por la crisis de julio y mostró sus dudas respecto a la reorganización resultante en el equipo de gobierno: “Es fruto de la precipitación, da la sensación de que no lo han pensado mucho ni bien”.

Como Berro, lamentó que Pamplona no tenga una mujer en este puesto. “Más allá de las competencias personales, es raro que el responsable del área de Igualdad sea un hombre”, comentó la concejala de I-E, que antes de terminar aludió al proyecto de la Casa de las Mujeres, sobre el que comentó que lo mejor es aprobarlo en 2018 y no en 2019 como proponen sus antiguos socios.

“nací hombre hace 56 años” Asiron evitó el cuerpo a cuerpo, pero recordó a Berro y Eguino que su decisión de pactar con la oposición las inversiones financieramente sostenibles fue el origen de su expulsión del equipo de Gobierno. “Queridas Berro y Eguino, espero que a final de legislatura las únicas críticas a este alcalde sean respecto a que hace 56 años nací hombre y no mujer”, comentó en referencia a las alusiones que recibió tras hacerse cargo de las competencias de Igualdad.

En este contexto destacó la labor desarrollada por los técnicos del área ya que “contamos con un aval irrenunciable que es el de las trabajadoras del área. El equipo sigue intacto, sigue con las mismas técnicas que tenía hasta ahora, por lo tanto, está garantizado no sólo que se va a trabajar con la misma eficacia y eficiencia que hasta ahora, sino que además se va a trabajar de manera coherente con lo que se ha venido llevando a cabo”.

Además, destacó que “desde el principio he avalado la política del área de Igualdad, he estado de acuerdo con todas las decisiones que se han tomado, he participado en muchas de ellas, estoy muy orgulloso de lo que se ha hecho en esta materia y a partir de ahora, vamos a seguir por el mismo camino”.

Por último, el alcalde mostró su confianza en que se mantenga el compromiso de las cuatro formaciones con el cambio, lamentando el tono de algunas declaraciones de los pasados días.