2,6 millones de británicos han dejado de apoyar el ‘brexit’

Un camión con un anuncio de la campaña en contra del ‘Brexit’ pasa ante las casas del Parlamento en Londres. (Foto: Efe)
Un camión con un anuncio de la campaña en contra del ‘brexit’ pasa ante las casas del Parlamento en Londres. (Foto: Efe)

La salida británica de la Unión Europea se impuso en 2016 por 1,3 millones de votos de diferencia

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Londres - Un total de 2,6 millones de británicos que votaron por la salida del Reino Unido de la Unión Europea en el referéndum de junio de 2016 ya no apoyan el brexit, reveló ayer un estudio publicado en el diario The Independent. Estos partidarios del Leave (salida), que han cambiado de opinión respecto a la ruptura del país con el club comunitario son, en su mayoría, votantes laboristas. Este dato, señaló la publicación, haría aumentar la presión sobre el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, para que intensificara su postura en contra del brexit.

La encuesta, elaborada por analistas de la compañía Focaldata tras el desglose de dos encuestas de Yougov a más de 15.000 personas, también reveló que 970.000 habitantes que no apoyaban la salida en junio de 2016, estarían ahora a favor del brexit. El plebiscito de hace dos años dio la victoria, con un margen de alrededor de 1,3 millones de votos, a la salida, lo que significa que si esos 2,6 millones de votantes por el brexit hubieran votado en el día de hoy, el Reino Unido no hubiera abandonado el bloque comunitario.

La diputada laborista Owen Smith, miembro del grupo de presión proeuropeo Best For Britain, que ha divulgado el informe, indicó ayer que “estos nuevos datos confirman que el Reino Unido está cambiando su idea sobre el brexit”.

“Si Jeremy Corbyn quiere ser primer ministro tiene que ganarse a los votantes abogando por un referéndum sobre el acuerdo final del brexit para dar una oportunidad al país de cambiar el rumbo del brexit”, sostuvo la parlamentaria. El grupo Best For Britain, integrado por políticos, empresarios y representantes del sector benéfico, lanzó el pasado mes de junio una ambiciosa campaña para promover un segundo referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Otras voces se han ido uniendo a la causa alrededor de todo el país, pero la primera ministra británica, Theresa May, ha reiterado su negativa a materializar esta opción.

Para la política conservadora, llevar esta consulta de nuevo a las urnas supondría una “traición” a la democracia.

“Con o sin acuerdo” En ese sentido, el ministro británico para el brexit, Dominic Raab, sostuvo ayer que el Reino Unido estará listo para abandonar la Unión Europea “con o sin acuerdo”. En su primera declaración en la Cámara de los Comunes tras el receso estival, Raab insistió en que es “poco probable” que Londres y Bruselas no consigan llegar a un pacto sobre los términos del brexit y la futura relación entre ambas partes.

Sin embargo, indicó que el Gobierno debe estar preparado para cualquier eventualidad e incluso sugirió que, aunque no es lo que el Ejecutivo quiere, una salida sin acuerdo también podría traer “oportunidades” al país. “Podríamos poner en práctica nuevos tratos de libre comercio de inmediato y recuperaríamos, también de inmediato, el control legislativo y regulatorio, incluida la política de inmigración”, sostuvo. En un ejercicio de “responsabilidad”, tal y como mencionó ayer Raab, el Ejecutivo publicó el pasado 23 de agosto 25 documentos técnicos -los primeros de un total de 80-, en los que prepara a empresas y ciudadanos para un escenario de salida sin consenso.

Con todo, el ministro manifestó que continuará reuniéndose de forma regular con el negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, “con la confianza de que llegar a un acuerdo está al alcance”.

De hecho, el político conservador expuso ayer en la Cámara Baja los avances realizados en las negociaciones que han tenido lugar el pasado mes de agosto en materias como protección de datos e información y seguridad aunque, matizó, aún tienen que trabajar “sobre detalles técnicos”. - Efe

Salida de la UE

Apoyo del Banco de Inglaterra

Gobernador. El gobernador del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, se mostró ayer dispuesto a ampliar su mandato al frente de la entidad, que concluye en junio de 2019, para ofrecer estabilidad ante el brexit. Carney, que dirige la institución desde 2013, compareció ante la comisión del Tesoro de la Cámara de los Comunes y expresó su intención de “hacer lo posible” para apoyar el proceso de salida de la Unión Europea, que entra en vigor el 29 de marzo del año próximo. El economista, que es el primer extranjero al frente del banco central británico en sus más de 300 años de historia, dijo que “pronto” puede haber un anuncio al respecto. - Efe

Secciones