"El juego se ha acabado", el enigmático tuit de Amaia Montero

EFE - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 13:20h.

MADRID. Amaia Montero ha hecho saltar las alarmas de sus seguidores con unos enigmáticos mensajes en Twitter en los que parece sugerir su retirada de la música: "The game is over" ("el juego se ha acabado", en español) y "Empezando a despedirme y empezando por el principio".

Publicado en la pasada noche, este último tuit llegó acompañado de una imagen del cuádruple disco de platino que la artista recibió mientras ejerció de vocalista y compositora en el primer disco del grupo La Oreja de Van Gogh, "Dile al sol" (1998).

Cerca de un millón de copias se vendieron de aquel álbum de debut que incluía temas como "Cuéntame al oído" y al que siguieron otros tres trabajos igualmente exitosos con Montero al frente: "El viaje de Copperpot" (2000), "Lo que te conté mientras te hacías la dormida" (2003) y "Guapa" (2006).

Gracias a su sólida voz y a su paso por La Oreja de Van Gogh, Montero se convirtió en una de las vocalistas más reconocidas y demandadas de la música española, con colaboraciones junto a otros compañeros de profesión como Álex Ubago en la balada "Sin miedo a nada", las cuales empezaron a anticipar su independencia.

En 2008 comenzó su carrera en solitario con "Amaia Montero" (2008), que llegó al número 1 en ventas en España. Le siguieron "Amaia Montero 2" o simplemente "2" (2011), "Si Dios quiere yo también" (2014) y, recientemente, "Nacidos para creer" (2018), editado en junio.

El lanzamiento de este último álbum fue más noticia por una errática actuación de la cantante en Renedo de Piélagos (Santander) que ella achacó a problemas de sonido. Las críticas motivaron incluso la intervención del también músico Manolo García en su defensa.

No era la primera vez que Amaia Montero era objeto de chanza y polémica en los últimos años, ya fuese por actuaciones que carecían de la rotundidad de antaño, por sus cambios de peso, por aparecer en una gala de Los 40 Principales aparentemente ebria (extremo que ella negó) o por los supuestos cambios en su rostro.