UPN contradice su propio discurso sobre la fórmula para captar de ETB y reitera su visión excluyente

En el año 2012, fue el propio Sánchez de Muniáin quien explicó que esta era la única forma de asignar la señal

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - Para Unión del Pueblo Navarro el mismo discurso legalista arguyendo y basándose en las mismas leyes y los mismos reglamentos lo mismo sirven para justificar la ordenada e higiénica la captación de la televisión pública vasca ETB en Navarra de forma legal en el año 2012 que absolutamente lo contrario en 2018.

Javier Esparza, desde UPN, y Ana Beltrán, desde el PPN, siguen insistiendo en criticar al Gobierno de Navarra por su decisión de reservar para la emisión de la señal de ETB 2 el canal de TDT autonómico que ha resultado vacante este verano. Esparza afirma que son “concesiones discutidas” fruto de “obsesiones” y que responden a “una decisión política, de seguir sembrando y seguir trasladando el mensaje nacionalista”.

Sin embargo, según recordó el parlamentario de Geroa Bai Koldo Martínez fue precisamente el 11 de octubre de 2012, durante un pleno en el Parlamento de Navarra, cuando el entonces consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, el regionalista Juan Luis Sánchez de Muniáin, explicó y detalló por qué la única fórmula para la captación legal de la señal de la tele pública vasca en formato digital era mediante un acuerdo y la asignación directa.

“¿Qué dice la ley? En el momento que queden licencias vacantes el Gobierno debe convocar de oficio en un plazo máximo de tres meses el correspondiente concurso público para su adjudicación, pero no se debe confundir este concurso de licencias con la emisión de canales de televisión pública del País Vasco o de cualquier otra Comunidad. Como se sabe, la televisión pública no opera bajo el sistema de licencias, el cauce para la ETB es el acuerdo suscrito entre el Gobierno de Navarra y el de la Comunidad Autónoma Vasca y nada tiene que ver con el régimen de licencias”, y se refería así Sánchez de Muniáin al acuerdo de julio de 2009 entre el entonces lehendakari socialista Patxi López y el presidente de Navarra, Miguel Sanz, para facilitar la emisión de ETB en Navarra. Acuerdo que más tarde, Yolanda Barcina envío al traste y deshizo de forma unilateral hasta que en julio de 2016 el nuevo Gobierno de Navarra de Uxue Barkos suscribió con el Ejecutivo vasco para poder colaborar en la captación digital de Euskal Telebista en cuanto quedase libre un canal digital para su captación. Una demanda social que venían reclamando ciudadanos, entidades culturales y más de 40 ayuntamientos de la Comunidad Foral. - D.N.

rocambolesco ppn

Del imperialismo a la necesidad

Disparidad. En un nuevo alarde, Ana Beltrán, del PPN, afirmó que la adjudicación a ETB del canal que queda libre supone “una clara competencia desleal y una prueba del imperialismo vasco” en Navarra. Sin embargo, lo que aquí es “imperialismo” en La Rioja o Cantabria es pura “necesidad”. Solicitar y facilitar la captación del canal vasco en TDT llegó la parlamento riojano de la mano del PP y la preocupación de numerosos municipios que en la primavera de 2009 querían garantizar que la tele vasca se viese en digital, llegando los parlamentarios del PP a llamar “ignorantes” a los socialistas por dudar de que se pudiese captar Euskal Telebista en La Rioja.