Silencio solidario con las víctimas de Avilés

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

el conductor sufría vértigos. El conductor del autobús accidentado el lunes en Avilés, que habría podido sufrir un desvanecimiento, padeció anteriormente vértigos y mareos, problemas de salud por los que había estado de baja. Sin embargo, el último reconocimiento médico, realizado el pasado mes de abril, le consideró apto para el servicio, según confirmó la empresa. Para mostrar su apoyo, los ciudadanos hicieron ayer una concentración silenciosa en el pueblo asturiano, que estaba de luto oficial. Foto: Efe