AEK percibe un aumento en las matriculaciones para sus cursos

La red de euskaltegis, compuesta por más de 100 centros, inicia su campaña de inscripción

Ane Araluzea - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - Varios indicadores acreditan que hay motivos para la ilusión que exteriorizaron ayer los responsables de AEK durante la presentación de la campaña de matriculación para el nuevo curso. Bajo el sugerente lema Tú estás aquí, AEK también, la red de euskaltegis pretende revalidar un año más el incremento del alumnado que percibió durante el curso pasado, cuando el propósito de la organización era superar la barrera de los 12.000 inscritos y rebasaron los 12.400. Este curso, en el que se celebrará una nueva edición de Korrika que se presentará en noviembre, se inauguran dos nuevos centros en Bizkaia: uno en Ermua y otro en Igorre.

Con ellos, ya son más de 100 los centros repartidos por Nafarroa, la CAV e Iparralde. Concretamente, en la Comunidad Foral AEK tiene más de 20 sedes repartidas por toda la geografía navarra, desde la Ribera hasta Baztan, pasando por la Comarca de Pamplona, donde tiene una mayor concentración de euskaltegis.

“Cada vez son más los alumnos que se acercan a nuestros centros, las ayudas económicas por parte de las instituciones también han aumentado”, argumentó ayer Mertxe Mugika como los principales motivos para la esperanza que mostraron de cara al nuevo curso que comenzará a principios de octubre, tras finalizar la matriculación en septiembre. Asimismo, explicó que en verano han recibido muchas llamadas, lo que suele ser una señal positiva. Justificó el incremento de las inscripciones indicando que “cada vez hay más iniciativas para fomentar el conocimiento del euskera”. En ese sentido, alegó que “la sociedad vasca ha dado un paso, de estar a favor del euskera a utilizarlo”.

Se trata, además, de una “tendencia que se extiende a toda Euskal Herria;la CAV, Iparralde y Nafarroa”. Por ese motivo, destacó la ubicuidad de los centros. “Hay más de 100 centros repartidos en toda la geografía de Euskal Herria. Toda aquella persona que quiera aprender euskera o quiera mejorarlo, no tiene más que acercarse al más cercano”, señaló Mugika. En esa línea, indicó que este año se abrirán dos nuevos centros en territorio vizcaíno, en Ermua y en Igorre, donde ya estaban presentes pero han cambiado de ubicación para mejorar las instalaciones.

Aquellos que quieran conocer más de cerca el funcionamiento de los euskaltegis de AEK contarán este año con la oportunidad de acudir a la jornada de puertas abiertas que se celebrará el 18 de septiembre. “Podrán conocerse los centros, los profesores y la metodología que se emplea. Ofreceremos una clase de forma gratuita”, explicó la coordinadora general de AEK sobre esta iniciativa a la que se sumarán al menos 70 centros a los que ya se ha ido inscribiendo gente durante todo el verano. “Hay bastantes personas”, señaló.

Durante los últimos años la oferta de la red de euskaltegis se ha ampliado de tal manera que actualmente ofrecen clases en el euskaltegi, cursos on line, autoaprendizaje, barnetegis, grupos y actividades de práctica oral o planes de normalización, entre otros. En ese sentido, también han incrementado las ayudas para aprender euskera, ofertadas por ayuntamientos, diputaciones forales, mancomunidades y tanto el Gobierno vasco como el Gobierno navarro. “Las ayudas las reciben los alumnos, a veces al matricularse y en otras ocasiones después de terminar el curso”, expuso Mugika, quien en cualquier caso defendió que “el aprendizaje del euskera debería ser gratuito”.

Política integral Al ser preguntada por el descenso del nivel del euskera en las aulas de la CAV, donde el Departamento de Euskera ha señalado que uno de cada tres alumnos suspende esta materia, Mertxe Mugica sostuvo la necesidad de crear una “política integral”. En ese sentido, desde AEK defendió que su cometido se centra en la “normalización del euskera entre adultos”, algo que es imprescindible para ello llegue a la población infantil y juvenil. “Para mejorar el conocimiento del euskera es necesario una política lingüística integral, que tome en cuenta la educación, la administración el mundo laboral... todo ello trabajando conjuntamente”, concluyó.