Habrá zona azul para 2019 en Rochapea tras el aval de la encuesta vecinal

El 87% de los encuestados pide soluciones ante los problemas de aparcamiento
Comerciantes y vecinos conocerán la propuesta

Kepa García - Itxaso Mitxitorena / Patxi Cascante - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - La habilitación de la zona azul en una parte de la Rochapea será una realidad el año que viene una vez conocidos los datos del estudio realizada en el vecindario, donde el 87,1% de los consultados opina que hay que aplicar alguna medida que regule el aparcamiento en el barrio. Todavía son más los residentes que se quejan de tener muchos problemas para aparcar (90,4%) y los que perciben la dificultad de aparcamiento como una problemática común que afecta a todos los vecinos y vecinas del barrio (94,3%). La solución que suscita más adhesiones es facilitar aparcamiento gratuito y reserva de plazas para residentes y trabajadores.

Son las principales conclusiones del informe realizado por el Ayuntamiento a partir de la encuesta en el barrio para conocer la percepción social acerca de la problemática del aparcamiento y establecer algún sistema de regulación (Zona de Estacionamiento Limitado, ZEL). Los datos del estudio serán presentados en breve a vecinos y comerciantes del barrio con la intención de conocer su valoración y establecer los pautas necesarias para instalar a lo largo de 2019 la zona azul, que en principio afectará a la zona más cercana al Casco Viejo desde la avenida de Marcelo Celayeta.

La encuesta, que fue presentada ayer en la Junta de Movilidad, se realizó el pasado mes de junio con la participación de 332 vecinos de la Rochapea. Era una encuesta telefónica realizada a vecinos de las diferentes zonas del barrio sobre la problemática del aparcamiento en superficie ante el denominado ‘efecto frontera’, que genera una mayor competencia a la hora de conseguir aparcar en las calles del barrio.

El estudio perseguía un triple objetivo: identificar las problemáticas percibidas por los habitantes de la Rochapea en materia de regulación del aparcamiento en su propio barrio en función del uso del coche y de la disponibilidad de parking o garaje;determinar el impacto del ‘efecto frontera’ a la hora de aparcar por parte de los propios residentes;y plantear y valorar las diferentes posibilidades de regulación de las plazas de aparcamiento con el fin de dar solución a las problemáticas que planteen los vecinos.

pocos garajes El estudio pone de manifiesto la existencia de un importante parque de vehículos y, en cambio, no tantos garajes debido a la propia configuración urbanística del barrio, pues una parte del parque residencial más antiguo no dispone de garajes. El 58,1% de los encuestados afirma tener dos coches en su domicilio, el 28% tiene tres, el 7,2% tiene un vehículo, el 5,4% llega a cuatro y un 1,2% afirma disponer de cinco vehículos en el hogar.

Pero cuando se pregunta por el garaje, los porcentajes bajan: el 42,2% de los hogares no dispone de garaje. Al problema de la disponibilidad de garajes se une la problemática de que el 78,9% de los residentes en la Rochapea que han sido encuestados suele utilizar su vehículo “a menudo”.

De esta forma, el 45,2% de los encuestados suele aparcar su vehículo en la calle, mientras que el 35,2% aparca en el garaje y el 19,6% restante, en ambos espacios. Pero aparcar en la calle es difícil, tal y como apuntan, y lo es todo el día: el 56,3% dice tener dificultades para aparcar siempre, un 33% circunscribe el problema a las tardes, el 6,3% a las noches y el 4,3% a las mañanas.

Antes estas dificultades, la mayoría de la población del barrio de la Rochapea considera “muy necesaria” (43,7%) y “necesaria” (43,3%) la aplicación de alguna medida de regulación del aparcamiento. Sólo el 1,5% considera dicha regulación como “innecesaria” y el 0,3% como “muy innecesaria” (al 11,1% le es indiferente).

Así, ante una posible regulación del aparcamiento en la Rochapea mediante la aplicación de diferentes posibilidades de regulación (especialmente de lo que se conoce como ‘zona azul’), el 41,3% de los encuestados valoran el efecto que tendría dicha medida como “bueno” y el 17,2% como “muy bueno”.

impacto positivo Es decir, el 58,5% de los residentes encuestados consideran que la aplicación de la zona azul tendría un impacto positivo en la regulación del aparcamiento del barrio. Por su parte, un 13% se muestra indiferente a la hora de valorar los efectos de la ‘zona azul’ en la Rochapea y el resto cree insuficiente la medida: el 21,7% la valora como insuficiente y el 6,9% como “muy insuficiente”.

A las personas entrevistadas se les propuso realizar sugerencias para mejorar el aparcamiento en su zona de residencia mediante una pregunta abierta. El 29,5% de toda la muestra (98 personas) apuntaron alguna medida.

Así, del total de los encuestados, el 18,7% plantea facilitar el aparcamiento gratuito y reserva de plazas para residentes y trabajadores del barrio de la Rochapea;el 5,7% cree necesario, a su vez, habilitar más zonas de parking gratuito y/o subterráneo;y un 4,81% considera preciso que el Ayuntamiento adopte medidas para solucionar la problemática existente sin mayor especificación.

los apuntes

Más favorables. Los residentes de las calles Bernardino Tirapu, Juslarrocha y Errotazar son claramente partidarios de la implantación de la zona azul, mientras que los vecinos del entorno de la avenida Marcelo Celayeta no.

Plazas. Según la memoria municipal de 2016, la zona de estacionamiento limitado comprende 21.227 plazas, casi a partes iguales entre zona azul (10.463) y naranja (10.593).

el dato

332

La encuesta se realizó en junio con un tipo de muestreo aleatorio estratificado por afijación proporcional según zonas del barrio. El nivel de la muestra tiene un nivel de confianza del 95%. Participaron 332 residentes, sobre una población con 18 o más años de 23.877 personas.