“Aún no estamos hechos”

El director deportivo Braulio asegura que Osasuna necesita mejorar cuanto antes y que es candidato al ascenso como otros 14 ó 15 equipos por detrás de Málaga, Las Palmas y Deportivo

“No puedo decir que el objetivo de Osasuna es mantenerse porque, con los jugadores que hay, estaría mintiendo” “En Granada no estuvimos bien;el equipo que quiere Jagoba todavía no está, ni a nivel ofensivo ni defensivo” “El partido contra el Almería es muy importante porque venimos de perder y de dar una sensación muy mala” “Creo que tenemos una plantilla más equilibrada que la del año pasado, pero el tiempo juzgará cuál es mejor de las dos”

Javier Leoné Mikel Saiz - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - El director deportivo de Osasuna, Braulio Vázquez (Pontevedra, 14/3/1972), compareció ayer en la sala de prensa de Tajonar, donde reconoció que la imagen que ha dado el equipo rojillo en las tres primeras jornadas ligueras dista mucho de la que pretende el técnico, Jagoba Arrasate, para admitir también que el margen de mejora es muy amplio y para precisar además que el club navarro ha fichado este verano lo que ha querido y que Osasuna es, junto a otros 14 ó 15 equipos, uno de los candidatos al ascenso, pero no uno de los favoritos, condición que otorga a los tres descendidos de Primera: Málaga, Las Palmas y Deportivo.

“En Granada estuvimos muy mal y de momento el equipo que quiere Jagoba todavía no está, ni a nivel ofensivo ni defensivo”, explicó Braulio, que también quiso recordar que el curso pasado “teníamos una fortaleza defensiva obvia que debemos intentar tener aunándola al poder ofensivo que tenemos ahora”, porque, según su propia versión, “nuestra segunda línea debería ser muy fuerte porque la forman jugadores que han sido determinantes en la categoría y también deben serlo con nosotros”, destacando en este sentido los nombres de dos fichajes, Juan Villar y Rubén García, de dos futbolistas que llevan tiempo en la plantilla, Roberto Torres y Fran Mérida, y de todos sus delanteros.

“Creo que tenemos una plantilla más equilibrada que la del año pasado, pero el tiempo juzgará cuál es mejor”, opinó Braulio, que también apuntó que “la Liga nos colocará donde merezcamos, aunque ahora no estamos bien y necesitamos mejorar”.

“Tenemos jugadores que creo que serían titulares en cualquiera de los tres máximos favoritos al ascenso -en referencia a Málaga, Las Palmas y Deportivo-, por lo que tenemos que estar mucho más arriba de lo que estamos -Osasuna es penúltimo con un punto de nueve posibles-”, explicó el director deportivo del club navarro, que recordó que “hemos sido el tercer equipo que menos ha fichado este verano y hemos traído primeras opciones yendo de la mano del cuerpo técnico. Hemos traído lo que hemos querido”. No obstante, matizó el porqué de hacer siete fichajes: “Queríamos cuatro o cinco, pero hay situaciones que no controlamos, como pagos de cláusulas y las lesiones de larga duración”. Se refería a las salidas de Lucas Torró al Eintracht Frankfurt y de Quique, del que recordó que “hizo cuatro goles el año pasado”, obviando que ya lleva dos con el Deportivo en tres jornadas, y a la grave lesión de rodilla que sufrió Sergio Herrera en mayo y que le mantendrá de baja al menos hasta diciembre.

Sobre el objetivo de Osasuna para esta temporada, Braulio reconoció que “no puedo venir aquí a decir que es mantenerse porque, con los jugadores que hay, estaría mintiendo”, y precisó que, a diferencia del curso pasado, cuando los rojillos se reconocieron y fueron señalados como los grandes favoritos al ascenso, esta vez son, “por historia y jugadores”, únicamente candidatos, pero dentro de un nutrido grupo de aspirantes.

Sobre la posibilidad de acometer refuerzos en el mercado de invierno, Braulio admitió que la capacidad económica del club será “mínima”, que primero hay que “dar la oportunidad a todos los jugadores y ver dónde podemos mejorar”, que la ausencia de extranjeros en la plantilla “no ha sido algo buscado” y que el partido del sábado contra el Almería “es muy importante porque venimos, no sólo de perder, sino de dar una sensación muy mala”.