El precio de la luz bate su récord de 2018 y ya es un 24% más caro que hace un año

Los consumidores critican el alza de la electricidad y piden cambios normativos al Gobierno y Competencia investiga las subidas

X. Aja - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplonA - El precio de la energía eléctrica se ha instalado en máximos anuales en estos primeros días de setiembre tras subir el recibo de la luz un 12,4% en el pasado mes de agosto con lo que se situó entre los más altos de la historia en el Estado español, el coste que pagan los usuarios por la electricidad se sitúa entre los más altos de Europa pese a que el mix energético español es de los más equilibrados del continente.

A la vista de unos datos que, según los consumidores, son difícilmente entendibles por los ciudadanos que cuestionan como con las centrales hidráulicas recuperadas de la sequía del pasado año, y con la capacidad eólica y la solar existente en el Estado, los precios sigan al alza hasta el punto de que partidos políticos y asociaciones de consumidores han pedido al Ejecutivo español que analice el sistema vigente de fijación de precios. En concreto, los consumidores agrupados en Facua, organización que denunció la subida del recibo doméstico en agosto hasta los 80,7 euros de media, reclamaron ayer al Gobierno español de Pedro Sánchez que actúe con urgencia ante lo que consideran “alarmante” precio de la energía eléctrica, que ayer batió su récord del presente año al situarse en una media de 18,02 céntimos por kilovatio/hora (kWh).

Facua advirtió de que el precio medio de la energía consumida ayer para los usuarios con la tarifa semirregulada (PVPC) es un 23,8% más caro que el del mismo día de 2017, cuando el kWh se situó en 14,55 céntimos (11,4422 más impuestos).

Ante las “desproporcionadas” tarifas eléctricas españolas, Facua reclama que el Gobierno amplíe la definición de “consumidor vulnerable”, al que la normativa comunitaria permite proteger con tarifas bonificadas.

El modelo de subasta Los consumidores y varios grupos políticos han cuestionado más de una vez el sistema de fijación de precios de la energía eléctrica en España en el pool ya que se aplica el precio de la tecnología de generación última que entra en el sistema para abastecer la demanda y que es la más cara.

Facua señala que la manera en que se casan los precios en el mercado mayorista es la principal responsable de la que considera “injustificada” carestía del recibo de la luz, ya que, en su opinión, se trata de un sistema “opaco” que favorece la especulación: una subasta basada en un precio marginal que viene determinado por la última oferta en ser aceptada, es decir, la más elevada.

Las empresas eléctricas recuerdan que siguen fielmente la normativa legal y que gran parte del precio que se paga por la electricidad en el recibo de la luz no es el coste de la electricidad sino los impuestos y tasas fijados por el Gobierno. Además respecto a los altos precios coyunturales actuales señalan que coinciden una demanda elevada, unos costes de materias primas de algunas centrales, el gas natural indexado a un petróleo al alza, o el carbón, subiendo por el mayor coste de los derechos de las emisiones de CO2, así como una menor producción tanto eólica como nuclear por revisiones y una mayor demanda este verano en Francia que al no tener a todas sus nucleares disponible le hizo importar electricidad presionando los precios al alza.

Pese a las justificaciones de las eléctricas, la asociación de consumidores Facua insiste en denunciar el modelo tarifario implantado por el Gobierno Rajoy ya que no sólo ha facilitado a las compañías nuevas subidas “injustificadas”, sino también un “auténtico caos” para los usuarios, ya que ahora no pueden conocer con antelación qué tarifas se les aplicarán y sus recibos pueden llegar a incluir hasta 744 precios distintos por la energía consumida -uno por cada hora incluida en el periodo de facturación-. “Algo que hace muy difícil verificar si se producen errores o fraudes en la facturación”, constata. Facua denuncia que las tarifas eléctricas vulneran la legislación en materia de protección de los consumidores, ya que la aplicación de una tarifa diferente cada hora es contraria a la obligación que tienen las empresas de facilitar a los consumidores información sobre sus precios con la antelación necesaria.

Competencia investiga La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya ha indicado este verano su preocupación por el “alto” precio actual de la electricidad y mostró su preocupación por si había “algo más” detrás de este encarecimiento de la luz, por lo que anunció que estaba realizando un “análisis del comportamiento” para “garantizar que el mercado funciona correctamente”, una investigación para la que el Ministerio de Transición Ecológica se ha ofrecido a colaborar.

Para tranquilidad de los consumidores, el precio de la luz bajará hoy hasta los 71,04 euros-MWh tras alcanzar el máximo anual de 74,58 euros de ayer aunque, según el sector, se mantienen las razones que justifican los precios altos. Pese a todo los datos de precios mayoristas de la electricidad de ayer que, según OMIE, no incluyen ni impuestos ni peajes, siguen siendo muy inferiores al máximo histórico con esta formato, que data de enero de 2017, cuanto se alcanzaron los 91,88 euros-MWh debido a la ola de frío.

El Gobierno se explicará el 19 La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, contempla comparecer en el Congreso de los Diputados el próximo 19 de septiembre para explicar el incremento en el precio de la luz registrado en los últimos meses, especialmente en el pasado mes de agosto con una subida del 35,5% con respecto al mismo mes del año pasado, registrando su nivel mensual más alto desde enero de 2017.

El precio

71,04

euros por cada megavatio-hora es el precio fijado en la subasta del pool para la energía eléctrica que se consuma en el día de hoy. Dicha cifra supone un descenso respecto a los 74,58 euros del máximo anual alcanzado en el día de ayer. Estos precios del mercado mayorista están todavía lejos de los máximos de enero de 2017, fecha en las que se alcanzó los 91,8 euros. El precio en el mercado mayorista lo fija la última unidad de producción eléctrica que entra y que es la más cara, normalmente una central de gas, pero se paga a toda la generación el precio de esta aunque energías más baratas sean mayoría en el pool.

Recibo d e la luz

Consumidor doméstico

Agosto 2018 80,7 euros

Agosto 2017 71,8 euros

Máximo 2012 88,6 euros