Un fiscal imputa a Macri y parte de su Gobierno por firmar un préstamo con el Fondo Monetario

El presidente argentino es acusado de “abuso de autoridad” al no posibilitar que el Congreso debata el acuerdo

Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - La decisión de un fiscal de imputar al presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, y parte de su Gobierno por “abuso de autoridad”, al haber firmado el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sin consultar al Congreso, elevó ayer el desconcierto social con la situación económica y el futuro del país.

Según explicó el propio procurador, Jorge di Lello, su decisión de impulsar la investigación se debe a la sospecha de que la negociación del Ejecutivo con el FMI -para obtener el crédito de 50.000 millones de dólares concedido en junio pasado- se hizo “de manera irregular” por no tener autorización del Poder Legislativo.

En concreto, el fiscal se basa en la denuncia presentada por el economista y exdiputado de izquierda Claudio Lozano y el abogado Jonatan Baldiviezo, quienes en horas de la madrugada de este miércoles fueron los encargados de difundir a la prensa la resolución del Ministerio Público, que tiene como firma el 28 de agosto pasado. “Nuestra constitución establece que es el Congreso el que tiene la facultad únicamente para tomar deuda pública y para hacer convenios con organismos internacionales”, contó Baldiviezo, presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Según agregó, el Gobierno basó su justificación de tomar unilateralmente la decisión de ir al FMI en que existía una ley de administración financiera de la década de 1990 que autorizaba al Ejecutivo a “realizar acuerdos con organismos internacionales de los cuales Argentina formaba parte para tomar deuda pública”.

“Solo que esas delegaciones del Congreso al poder Ejecutivo caducaron en 2010. Lo que está haciendo el Gobierno es ocho años después revivir normas que habían muerto jurídicamente”, concretó el abogado. Sobre la firma con el FMI, el oficialismo ya declaró semanas atrás que no es una materia sobre la que el Congreso tenga competencia para decidir. La investigación de Di Lello, cuyo devenir dependerá de que si el juez federal Julián Ercolini le da el visto bueno, se da en medio de las renegociaciones en Washington entre el Gobierno y el FMI para acelerar el cobro de una nueva partida de los 50.000 millones de dólares, tras la entrega de los primeros 15.000 en junio pasado. Macri reitera que este acuerdo es la vía para lograr salir de la “tormenta” económica que afecta al país. - Agencias