Un año de amabilización: la mitad de coches, sin atascos, mejor entorno y más uso de bus y bicis

Los datos indican un repunte de la actividad económica
El informe de Policía Municipal señala un trascendental cambio de los hábitos de movilidad de los pamploneses hacia medios sostenibles

Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - Cumplido el primer año de la puesta en marcha del Plan de Amabilización en el Casco Viejo y Ensanche, el Ayuntamiento ofreció ayer los datos sobre los efectos de su implantación y los pasos que se van a dar a partir de ahora una vez comprobado el resultado que han dejado estos doce últimos meses. Menos coches en el centro, ausencia de atascos o retenciones, mejor entorno para los peatones o mayor utilización de la bici y del autobús urbano son los principales efectos que han dejado las medidas que comenzaron a aplicarse en 2017.

Lo más trascendental, por lo que puede suponer para el futuro de Iruña, tiene que ver con la constatación de que los hábitos de movilidad de los pamploneses han comenzado a variar hacia medios más sostenibles y menos contaminantes. Este cambio en la movilidad de la ciudad, dominada por el uso del vehículo privado, también se ha podido ver en los aforos de tráfico, que indican que las medidas adoptadas no han provocado un desvío hacia las calles más próximas en igual proporción a la disminución registrada en el centro de la ciudad. El informe de Policía Municipal constata que “no se han registrado, ni se registran retenciones de tráfico en otros puntos de la ciudad debido, por un lado, a un cambio modal hacia otros medios de transporte (caminar, bicicleta o transporte público) y, por otro lado, a una distribución del tráfico restante hacia diferentes vías: avenida Navarra, Cuesta de la Reina, Cuesta de Labrit, Beloso y rondas”.

acceso de coches En conjunto, ha bajado el uso del vehículo privado, aunque las medidas aplicadas siguen permitiendo el libre acceso de vehículos a los aparcamientos públicos de la zona centro: antes de la entrada en funcionamiento del Plan de Amabilización hubo un descenso del uso de aparcamientos públicos del 3,5%;entre 2016 y 2017 se incrementó en un 8,4% y la ocupación registrada hasta el 1 de mayo de este año ya era superior al total de 2017 con 20.810 estacionamientos frente a los 20.317 del año pasado.

Fue una presentación sencilla, sin triunfalismos. Como comentó la concejala de Seguridad Ciudadana Itziar Gómez, conscientes de que se acaba de comenzar un camino que debía haberse iniciado muchos años antes, pero con evidente satisfacción tras haberse logrado sobradamente los objetivos buscados hace un año.

Le acompañaban Joxe Abaurrea, concejal delegado de Ciudad Habitable, y el inspector Jesús Estanga, al mando de la Brigada de Movilidad, que fue el encargado de analizar los datos, cuyo contenido ya fue adelantado el 22 de julio en las páginas de este periódico.

Entre las finalidades marcadas en este Plan de Amabilización se encontraba la de disminuir el volumen de tráfico que transitaba por el centro de la ciudad sin originar retenciones en otros puntos de la ciudad. Eso, según los datos aportados por Seguridad Ciudadana, se ha alcanzado con un 90% de vehículos menos en las calles José Alonso y Navas de Tolosa, de un 87% en Padre Moret y de un 75% en Yanguas y Miranda. La importancia de estos datos toma su verdadera dimensión si se tiene en cuenta que el paso de vehículos en Padre Moret y José Alonso alcanzaba una intensidad diaria de 10.000 o 14.000 coches, cifras superiores por ejemplo al tránsito de vehículos por la A-10 (autovía de La Barranca).

Otro de los objetivos era aumentar el uso del transporte público en detrimento del vehículo privado, propósito para el se acercaron paradas de autobús al centro (líneas L4, L9 y L12 a Navas de Tolosa, lo que representa un 35% del total de usuarios de la red). Estas medidas, según los datos de aportados por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y la empresa concesionaria del servicio TCC, han contribuido al incremento de viajeros de villavesas, subida que ha sido, a nivel general, del 4,5%, más del doble de lo que a nivel estatal se considera como “satisfactorio” (un 2%).

tendencias al alza Otro indicador presentado recoge la evolución de la economía urbana con el histórico de altas y bajas en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Aunque estos datos no son concluyentes, apuntan un cierto repunte de la actividad económica y parecen ir en la línea de lo ocurrido en ciudades que, como Pamplona, han afrontado procesos de peatonalización similares.

El sistema de control de accesos al Casco Viejo ha permitido eliminar un 50% del tráfico, mientras se ha habilitado un sistema app para las entradas puntuales. - D.N.

Secciones