“En Artica somos ciudadanos de tercera"

Un cohete con reivindicación

Una pequeña y a la vez nutrida representación del colectivo Ciudadanos de Artica por una Educación Pública de Calidad, delante de la casa concejil. (IBAN AGUINAGA)

Ciudadanos de Artica por una Educación Pública de Calidad inicia hoy las fiestas con una vieja reclamación;un centro de referencia para el Concejo

Mikel Bernués | Iban Aguinaga - Viernes, 7 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

artica - “En Artica somos ciudadanos de tercera, los últimos monos para entrar en cualquier parte”, se lamenta con razón Maite Balda, representante de una de las 70 familias -con más o menos el doble de criaturas-, del colectivo Ciudadanos de Artica por una Educación Pública de Calidad. Hoy todos los que quepan se asomarán a las 19.00 horas al balcón de la casa concejil para dar inicio a tres días de fiesta.

La celebración incluye un mensaje para Educación: “La reivindicación principal es un centro de referencia para Artica. Nos están dispersando a conveniencia del Departamento, esté quien esté porque ha sido así desde 2010. Van rellenando huecos y nunca hemos tenido garantías de escolarización ni en el centro ni en el modelo elegido”, explica Ritxar Orrio. “Pedimos que nos doten de un centro de referencia para cada modelo lingüístico que con libertad elijamos los padres, y que apliquen la normativa vigente en cuanto a los servicios complementarios de alumnos transportados y beneficios de comedor”, añade.

El lío es importante. “En 2010 se crea Buztintxuri, el Departamento decide que nuestro centro de referencia es Buztintxuri y obvia toda la situación anterior. La normativa es un poco abstracta en cuanto a Artica, que no existía cuando realizaron el mapa escolar. Uno de los problemas era el acceso más cercano, y se le asignó el modelo D y el modelo A a Ezkaba. Cuando ese colegio se segrega surge Doña Mayor, y lógicamente tiene que acoger a todo el alumnado de Artica”, retoma Maite. “Supuestamente todo Artica es transportado y tienes derecho a que te lleven, a que te traigan y a una beca comedor. Dicen que debemos ir a Buztintxuri por cercanía, y tiene sentido porque además tiene modelo D y A. Pero la realidad es que en años sucesivos no nos han garantizado la entrada porque está fuera de nuestro distrito. No tenemos prioridad ni garantía de entrada en ningún centro de los alrededores. Nos garantizan una plaza escolar, pero sin derechos”.

Unos derechos que sí tienen el resto de concejos de Berrioplano. “Toda la Cendea es transportada a Berriozar menos Artica. Si en 2014 no cabéis en Buztintxuri, a Ezkaba. No cabéis en Cardenal Ilundáin, pues a Doña Mayor. Ahora Doña Mayor está muy lleno, id a Cardenal Ilundáin... Esa situación ya no se puede sostener, necesitamos una solución”, reclama Balda.

“El año pasado estuvimos varios alumnos sin derecho a transporte escolar, otros con derecho, a otros les llevaban en plaza vacante... Y con sucesivas licitaciones que no llegaron a buen puerto. Este año ni siquiera hay licitación, y a nadie le importa. Hemos estado en el Parlamento, hemos explicado esto, y nadie pregunta y nadie sabe nada”, comenta Balda. “La noticia no tendría que ser que tiramos el chupinazo, sino que no va a haber licitación para el transporte escolar. Será a dedo y con un sobre coste que vamos a pagar todos los navarros”, añade Orrio.

problemas en secundaria “Ahora los colegios más alejados de Primaria son Ezkaba y Doña Mayor, e igual Mendialdea de Berriozar, con algún alumno. Pero en Secundaria a Cardenal Ilundáin le corresponde Irubide, los de Doña Mayor y Ezkaba van a Ochoa de Olza, que está al lado, y los de Buztintxuri unos al Iparralde de San Jorge Nuevo, y otros al Caro Baroja. Y a Biurdana los de Patxi Larrainzar”, dice Orrio.

Un revoltijo total con consecuencias que van más allá del ámbito educativo. “En todos los barrios y pueblos los niños y niñas van al mismo centro, y fuera de las horas escolares se relacionan con los mismos compañeros. Este es un barrio nuevo que necesita precisamente eso, hacer barrio. Y no es posible. Unos estudian juntos, otros no, se ven en la plaza y no se conocen, no interactúan... Las relaciones son entre cuadrillas pequeñas”, finaliza Orrio.

Secciones