La historia continúa

ÉXITO | El joven Óscar Rodríguez (Euskadi-Murias), décimo navarro que gana una etapa

Tomás de la Ossa | Manuel Bruque (Efe) - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - Óscar Rodríguez (Euskadi Murias), un burladés de apenas 23 años, se hizo ayer, a golpe de pedal, un hueco en la historia del ciclismo navarro, al convertirse en el décimo corredor de esta comunidad que gana una etapa en la Vuelta.

Y, por su corta edad y por las circunstancias en las que ganó -en un final de alta montaña y con compañeros de fuga de la talla de Bauke Mollema (Trek), Rafal Majka (Bora), Ilnur Zakarin (Katusha) o Benjamin King (Dimension Data)-, da la sensación de que lo de ayer no fue más que el principio de una gran carrera como ciclista profesional.

Debutante en la Vuelta, al igual que casi todos sus compañeros en el Euskadi-Murias, modesto equipo también debutante en la ronda española, que aspira a alcanzar un día las cotas del desaparecido Euskadi Euskaltel, la consigna para Óscar Rodríguez en la etapa de ayer era la misma que ha tenido el equipo durante toda la carrera: intentar meterse en la fuga buena para tener la mayor presencia posible, y echar después el resto para obtener un buen puesto en la etapa.

Por el perfil de la jornada, el escalador burladés era ayer el encargado, y Óscar Rodríguez estuvo atento y se fue con otros 31 ciclistas que pronto abrieron hueco y que llegaron a tener 7 minutos de ventaja, momento en el que Movistar y Astana se pusieron a trabajar para que la ventaja en la meta no fuera tan excesiva.

La mayor parte de esos 32 ciclistas se presentó unida a los pies de La Camperona, un puerto de 8,3 kilómetros al 7,5%, pero que es muy tendido hasta que a 2 kilómetros de la meta se convierte en un muro entre el 15% y el 19,5%.

El ataque que parecía decisivo emparejó delante al polaco Rafal Majka y al belga Dylan Teuns (BMC). Cosa de los dos, daba la sensación, hasta que se vio llegar desde atrás, con un ritmo muy diferente al de ambos, a un ciclista con el maillot del Euskadi-Murias.

En un visto y no visto, Óscar Rodríguez alcanzaba al polaco y al belga y les dejaba atrás -tras comprobar que iban ya con el gancho, sufriendo mucho más que él- para tomar una ventaja en torno a los 20 segundos. Como el patrónde una gran vuelta y no como un novato de 23 años.

Majka fue quien más porfió por recortar la distancia con el navarro, quizás esperando un desfallecimiento, pero Óscar Rodríguez no daba el menor síntoma de fatiga, sino que sino que pedaleaba con soltura y miraba de vez en cuando hacia atrás, para asegurarse de que el polaco no le iba a dar alcance. Y así se presentó en la meta y se tomó su tiempo para ajustarse bien el maillot para la foto histórica de su primer gran triunfo y el del nuevo Euskadi-Murias.

Un aficionado muy completo Óscar Rodríguez Garaicoechea, nacido en Burlada el l6 de mayo de 1995, mostró su potencial en juveniles en el Club Ciclista Villavés, y el Lizarte lo fichó nada más dar el salto a aficionados.

En sus poco más de dos años en el equipo de Manolo Azcona se reveló como un excelente escalador que no andaba nada mal en el crono, y con la regularidad que le permitía hacer también buenos puestos en las vueltas por etapas.

Después de dos años iniciales en aficionados mejorando a marchas forzadas, en 2016 eclosionó con cuatro victorias en clásicas del calendario vasconavarro;con la general en la Vuelta a Palencia;y con otros resultados no menos llamativos como el quinto en la general de la Vuelta al Bidasoa o el cuarto en el Memorial Valenciaga.

Todo ello llamó la atención en el pelotón profesional, y así llegó la oferta del Euskadi-Murias de dar el salto, sin haber terminado la temporada de 2016.

El año 2017 fue de adaptación al profesionalismo -aunque ya demostró destellos de su calidad en algunas carreras-, y en 2018 ya venía avisando con el triunfo en el Premio de la Montaña del Tour de los Alpes o al acabar como segundo joven en la Vuelta a Portugal.

Diez navarros, 17 victorias Óscar Rodríguez logró ayer la 17ª victoria navarra en una etapa de la Vuelta, y se ha convertido en el décimo ciclista de esta comunidad que lo ha conseguido, desde que Cañardo inició la cuenta en los años 30.

Hacía ya ocho años que un navarro no alzaba los brazos en la ronda española, desde que Imanol Erviti y Mikel Nieve consiguieran sendos triunfos parciales en la edición de 2010. A esas 17 victorias individuales se podrían añadir dos triunfos en cronos por equipos de Imanol Erviti con el Movistar en 2012 y 2014.

LAS 17 VICTORIAS INDIVIDUALES

3. Mariano Cañardo En 1935 y 1936 (2)

1. Ignacio Orbaiceta En 1946

3. Jesús Galdeano En 1955, 1960 y 1961

2. Carlos Echeverría En 1965 y 1966

2. Chente García Acosta En 1997 y 2002

1. Egoi Martínez En 2006

1. José Luis Arrieta En 2006

2. Imanol Erviti En 2008 y 2010

1. Mikel Nieve En 2010

1. Óscar Rodríguez En 2018