a la contra

Migrantes y los nuestros

por jorge nagore - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 09:12h.

Al parecer hay una pequeña empresa tudelana que igual se traslada a Zaragoza porque, según los impulsores, "hemos encontrado más receptividad en el Ayuntamiento de Zaragoza que en el de Tudela". Esto último, que se desconoce y que ni empresa ni por ahora ayuntamiento han aclarado con pelos y señales -hay empresas y empresarios que lo mismo te vienen con unas exigencias que se creen Microsoft, no sé si es el caso- ha servido para que UPN en la capital ribera haga suyo el caso y haga política con el mismo, mientras que el Ayuntamiento de Tudela ha declarado que se va a poner en contacto con la empresa para aclarar ideas y "algunos términos aparecidos en prensa".

Nada especialmente nuevo y que ojalá acabe bien para empresa, Tudela y la zona. Lo nauseabundo lo protagoniza UPN Tudela cuando escribió al hilo de esto un texto en su Facebook- que ya ha cambiado- en el que se leía: "Recibimos migrantes mientras hacemos volar a los nuestros". Migrantes y los nuestros. Queda muy clarito el ánimo original de quien lo escribe y la ideología al respecto del tema que subyace tras la frase.

Posteriormente, algún lumbrera advierte el contenido poco edificante del comentario publicado y cambian migrantes por "proyectos y personas de fuera", lo que queda más cuqui y menos fachón. En fin. No sé si es el caso concreto- quizá no, quizá la empresa esté en lo cierto y no le estén ayudando en nada o en menos de lo que legalmente se podría hacer, o quizá sea todo lo contrario y no estén aportando los datos necesarios que todos aportan para recibir ayuda-, pero he visto decenas de casos de empresas nuevas que comienzan lanzadas por emprendedores jóvenes que se creen San Dios y que bajo el ala de sus mayores y de ciertas influencias políticas van pidiendo imposibles cuando aún no han vendido ni un boli con unas ínfulas y unos aires que no tenía Henry Ford después de vender su coche 1 millón.