Cospedal deja la Presidencia del PP de Castilla-La Mancha

La política asegura que toma la “dura” decisión “por lealtad” al partido tras doce años en el cargo

Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

madrid - La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, anunció ayer que “ha llegado el momento de ceder el testigo” en la Presidencia del partido a nivel regional tras doce años en el cargo, y aseguró que ha sido una decisión “dura” que toma por “lealtad” a Castilla-La Mancha y a sus compañeros de partido. Cospedal, que presidió la Junta Directiva Regional del PP esta mañana en Toledo para convocar el Congreso extraordinario en el que se elegirá el nuevo líder de la formación en la comunidad autónoma, confió en que quien salga elegido lleve de nuevo al Partido Popular a gobernar la comunidad. Con la voz quebrada, la todavía presidenta dijo: “Lo más importante y lo que más ha llenado mi corazón ha sido ser la presidenta del partido en Castilla-La Mancha”.

En un discurso en el que se emocionó en varias ocasiones y recibió el aplauso de sus compañeros de filas, rememoró el momento en el que se puso al frente del PP de Castilla-la Mancha y afirmó que “doce años es apenas un suspiro en la historia de un pueblo pero mucho en un proyecto vital”.

Agradeció el apoyo “sin reservas ni cautelas” recibido a lo largo de más de una década, en la que ha celebrado que “entre todos” ofrecieron “un nuevo comienzo, una nueva forma de estar en política y de gobernar”, y sobre todo, “la posibilidad de saber que en Castilla-La Mancha no estamos condenados y no es una maldición bíblica que nos gobierne PSOE y Podemos”. “Mi lealtad, convicción y amor por Castilla-La Mancha siguen intactos”, subrayó, y en cuanto al proceso de cambio que se abre en el partido a nivel regional reconoció que produce “vértigo” pero se ha mostrado convencida de que el PP está “absolutamente preparado para asumir este proceso de transición del que saldrá reforzado”, vaticinó.

A sus compañeros de partido les pidió que sean “leales” y que “no se dejen manipular” ante la oportunidad que “verán algunos” de dividir el PP, y mostró su disposición de ayudar a quien le sustituya y de seguir defendiendo las ideas de la formación pero ya no como presidenta ni como candidata en las próximas autonómicas,.

También pidió a su sucesor o sucesora “generosidad y mucho esfuerzo”, que tenga siempre en cuenta que “hay que aprovechar todo el talento” y, sobre todo, que “un partido no se dirige con amiguismos”. “Yo voy estar como una más, ese tiene que ser mi papel, sin estorbar y para sumar y defender al mejor partido, a la mejor gente y a nuestra tierra”, dijo.

su tierra Una tierra en la que cree que el PP tiene la oportunidad de “devolver un Gobierno serio” para afrontar una situación económica que, ha augurado, “va a ser peor que la de hoy”, así como de presentar un programa “ilusionante y realista” en favor de la creación de riqueza y empleo y de una mejor calidad de vida acompañada de una mejor situación fiscal. “Creo firmemente que ganaremos”, señaló Cospedal en relación a las próximas elecciones autonómicas de 2019. - Efe