20 años de lucha por un mundo más justo

Cada 17 de octubre, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, La Coordinadora realiza movilizaciones en las calles de Pamplona.
La asamblea general es la estructura principal de la organización y la que toma todas las decisiones.
Miembros de la Coordinadora en una sesión de la Mesa y Junta del Parlamento.

la coordinadora de ongd de navarra celebra hoy su vigésimo aniversario con el doble de organizaciones en su estructura que cuando se constituyó en 1998

Un reportaje de Unai Yoldi Hualde - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Era 20 de marzo de 1997 cuando se firmó el acta de constitución de la recién nacida Coordinadora de ONGD de Navarra, aunque sería al año siguiente, en 1998, cuando quedaría oficialmente registrada. Su aparición tuvo de telón de fondo las acampadas de protesta que ocuparon distintos espacios públicos seis años antes reivindicando que el 0,7% de los Presupuestos se destinaran a cooperación al desarrollo;las movilizaciones por el genocidio en la zona africana de los Grandes Lagos;y otras cuestiones como la creación del Consejo Navarro de Cooperación (2001). En este contexto, 23 organizaciones decidieron dar respuesta conjunta a la solidaridad que había emanado de forma muy fuerte a finales de siglo y dotar así de una estructura organizativa la labor que cada organización realizaba de manera individual. No podía ser que entidades volcadas en la cooperación al desarrollo no cooperasen entre sí.

Desde entonces, la Coordinadora ha pasado por épocas buenas y otras no tanto, pero, 20 años después, puede decirse que su labor ha sido efectiva y en la actualidad está integrada por 46 colectivos que desarrollan su actividad en más de 60 países. No obstante, en los últimos 10 años su composición ha ido disminuyendo. En 2008, la Coordinadora llegaron a integrarla un total de 60 organizaciones, pero en los primeros años de esta última década el Presupuesto destinado a la cooperación en Navarra se redujo un 75%, lo que hizo que muchas de las entidades no pudiesen prosperar.

Pero en cualquier caso, la Coordinadora de ONGD de Navarra sigue gozando de buena salud y reivindica la cooperación como una política pública a la que hay que dotar de presupuesto. En sus dos décadas de vida ha contado con seis presidentes que han vivido contextos muy distintos. Ahora, la asamblea general se prepara para designar uno nuevo que afronte uno de los retos más duros de los últimos años: la crisis de refugiados.

Ubaldo González (1998-2004)

Los orígenes

Ubaldo González (Adsis) es un veterano en el mundo de las ONG y las causas sociales. Su papel fue clave en los inicios de la Coordinadora que recuerda ligados al anterior contexto y los objetivos con los que se puso en marcha. “Se trataba de fortalecer la Coordinadora, conseguir un local, ganar un espacio en la opinión pública, influir en las instituciones... Trabajamos en la actualización de la ayuda oficial y en que el Parlamento se hiciera eco de esta reivindicación social”, recordó.

javier abad (2004-2008)

La madurez

Javier Abad (Mugarik Gabe) recogió una organización ya en su etapa de madurez, con sus cosas buenas (consolidación de las subvenciones, infraestructuras, profesionalización de los equipos) y sus “crisis de madurez”. “Nos preguntábamos sobre qué estábamos haciendo y desarrollamos un plan estratégico Lau haizetara. Abrimos un periodo de reflexión para liderar el ámbito de la cooperación al desarrollo. Fue clave hacer hincapié en el trabajo en red, no sólo entre nosotros sino también con otras plataformas (banca ética, pobreza cero...) y de otras autonomías”, relató.

Natalia herce (2008-2009)

Los retos del nuevo milenio

Natalia Herce (Medicus Mundi) fue la primera presidenta que debutó en la organización en medio del décimo aniversario y que, en un contexto de recesión económica y desmovilización social, tuvo como meta aumentar la implicación de la sociedad navarra en la cooperación para el desarrollo y, a través de ella, la de las instituciones. Una estrategia ésta, que sería continuada por sus sucesores hasta el final de la crisis.

javier andueza (2009-2012)

La cooperación y la crisis

Javier Andueza (Alboan) le tocó encabezar la Coordinadora de ONGD en los primeros años de la crisis que afectó de manera muy dura al mundo de la cooperación. “Recuerdo que las instituciones veían la cooperación como algo sacrificable y el descenso de financiación hizo que varias organizaciones tuviesen que abandonar su actividad”, relata. “La coordinadora lo que intentó fue poner en valor la cooperación, era vital que la gente se sensibilizara también con lo que pasaba fuera”, recuerda.

enrique abad (2012-2013)

Las consecuencias de los recortes

Enrique Abad (Oxfam Intermón) recogió la organización en los últimos años de la crisis, cuando ya se había reducido “un 80%” el presupuesto para cooperación. “Eran años de cierta desmotivación y nos centramos en dar respuesta a las instituciones y de protestar por nuestra situación”, recordó. No obstante, cree que “la Coordinadora supo mantenerse unida y con fuerza. A pesar de los recortes y de otras dificultades a día de hoy hay una estructura muy consolidada”.

patricia ruiz (2013-2018)

Un cambio de paradigma

Patricia Ruiz (médicos del Mundo) ha sido la última presidenta de la Coordinadora de ONGD de Navarra, puesto que se encuentra ahora vacante. “Los últimos años han sido de mucha reivindicación en el ámbito de la cooperación”, apunta, y añade que se está trabajando bien puesto que cada vez más personas se animan a colaborar. “Ahora la cooperación es más necesaria porque hay un cambio de paradigma: antes nuestra labor se centraba en los países del sur, los más desfavorecidos. Ahora los objetivos han girado hacia el desarrollo sostenible, que intenta paliar la desigualdad, algo que ocurre en todos los países”, relata.

Secciones