Los centros acogen el día clave de una vuelta al ‘cole’ con 98.522 estudiantes

La mayoría de los colegios e institutos retomaron ayer las clases, y recibieron a sus 6.196 nuevos escolares de 3 años La matrícula se completa entre el lunes y el martes con el periodo extraordinario

Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - La vuelta al cole acogió ayer su jornada central en Navarra. La mayoría de los colegios e institutos recibieron a sus nuevos escolares de 3 años, y ofrecieron las primeras clases para estudiantes de cursos más avanzados. El lunes, día 10, como límite, está previsto que se incorporen los últimos centros. Las previsiones que manejaba el departamento foral de Educación siguen en la misma línea, tras haberse cerrado las listas definitivas (en los próximos días, a través del sistema informático Educa, los centros podrían actualizar su alumnado) y se espera a más de 98.522 estudiantes de Infantil a Bachillerato.

Ha sido una semana intensa en la educación navarra, puesto que el lunes empezó el curso en la Universidad de Navarra (para unos 8.000 estudiantes de grado entre sus sedes de Pamplona y San Sebastián, unos 2.042 de ellos y ellas en primer curso) y también se celebró la jornada de bienvenida para los 1.794 nuevos estudiantes de la Universidad Pública, que celebró sus primeras clases en grado (a las que se sumaron otros 5.000 estudiantes) ya desde el martes.

También hubo centros de Infantil y Primaria que adelantaron su inicio, por decisión de su claustro, por cuadrar el calendario o por adaptarse a festivos en sus municipios. Aunque muchos centros aprovecharon el viernes para acoger esta primera toma de contacto, en el caso de los más pequeños con una jornada reducida. Y este proceso de regreso a las aulas en colegios e institutos ha coincidido en muchos casos entre Infantil y Primaria (que tenían un margen para retomar la actividad entre los días 6, 7 y 10 de este mes) y Secundaria (los días 7 y 10). - G.M.

La reducción de horas. Una de las novedades de este curso es la reducción de horas de docencia directa en Infantil y Primaria, recogida en el pacto para la mejora de la escuela pública, firmado por Educación con seis sindicatos. ELA no apoyó el acuerdo y ayer, en una nota, afirmó que la reducción es escasa y que debería suponer la contratación de 300 docentes, y no de 136 como se ha anunciado.