595º aniversario del privilegio de la unión

Un ‘Iruñeko Zapia’ que reconoce la defensa de los derechos en materia de salud sexual

Los ginecólogos Elisa Sesma, Pablo Sánchez-Valverde y Mari Cruz Landa reciben el Pañuelo de Pamplona. (AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA)

Asiron destacó su lucha “valiente” y vinculada a Andraize
Al acto acudieron el exalcalde Erice y profesionales sanitarios

Marivi Salvo Iban Aguinaga - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - Hoy en día “damos por hecho”, en palabras del alcalde Joseba Asiron, que centros como Andraize son una realidad y que la atención, la información y la educación en materia de sexualidad son derechos incuestionables para la ciudadanía pamplonesa, pero no era así hace 40 años cuando nació, propiciado por aquel Ayuntamiento valiente con concejales como Muez, Martínez Alegría y Velasco, el Centro de información y planificación sexual Andraize. Y vio la luz con una inversión de “un millón de pesetas y otro millón de ilusiones”, explicó Pablo Sánchez-Valverde, el que fuera desde sus orígenes el coordinador del servicio que se puso en marcha en aquel chalé de la Txantrea, y que tanto habían reclamado los colectivos de mujeres, muchas del barrio, y la AAVV.

En reconocimiento a esta trayectoria profesional de lucha en pro de los derechos de la mujer, las ginecólogas Elisa Sesma, Pablo Sánchez-Valverde y Mari Cruz Landa recibieron ayer del alcalde Joseba Asiron el Pañuelo de Pamplona-Iruñeko Zapia 2018, un premio a su “labor profesional y su activismo por la educación sexual y reproductiva”, vinculada en gran parte a la historia de «Andraize, un centro pionero en educación sexual dirigida a un sector tan vulnerable como el de las y los adolescentes.

La entrega del Pañuelo de Pamplona-Iruñeko Zapia a estos profesionales de la Sanidad fue aprobada esta semana por mayoría de la Junta de Portavoces y ratificada en el pleno de este jueves. Las tres personas homenajeadas recibieron sendos pañuelos rojos con el escudo de la ciudad bordado y una escultura de la alegoría de la Unión de los Burgos. Según se recoge, “se ha querido agradecer su liderazgo, buen hacer y activismo, y su implicación en la promoción y defensa de los derechos en materia de salud sexual y de las mujeres”.

Al acto, que tuvo lugar en el Ayuntamiento dentro de la conmemoración del 595º aniversario del Privilegio de la Unión, acudieron representantes de los grupos municipales, a excepción de UPN, una ausencia que, en cambio, no ensombreció, la celebración que contó con la presencia del que fuera alcalde de Pamplona a finales de los 70, el médico Javier Erice;la exconcejala socialista Camino Oslé, además de decenas de profesionales sanitarios, muchos de ellos del centro Andraize.

El alcalde Joseba Asiron describió a los homenajeados como personas “generosas, profesionales y, ante todo, valientes”, e indicó que hace años su lucha supuso “una reivindicación social en cuyo centro estaba Andraize”. En este sentido, el primer edil quiso recordar que su compromiso “no les salió gratis” ya que sufrieron “persecución social” por parte de “grupos de ultraderecha que presentaron una querella criminal (en 1987) contra ellas por practicar la legalidad”, una querella que finalmente fue sobreseída. Ayer, apenas una minoría de antiabortistas como aquellos protestaban en la calle por el galardón.

Secciones