La criba de Los lagos

La etapa de hoy El pelotón afronta una doble subida al Fito y la dura ascensión final

Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

les praeres de nava (Asturias) - El tríptico astur-leonés de la Vuelta 2018 acaba hoy con la etapa más dura, 178,2 kilómetros que en los 100 últimos agrupan una doble ascensión a El Fito y la subida final a los Lagos de Covadonga.

Como quedará aún la última semana, la mítica subida inaugurada en 1983 con triunfo de Marino Lejarreta, y ascendida ya veinte veces en la Vuelta, no puede determinar el ganador definitivo de la carrera. Pero de la jornada deberían salir muy pocos candidatos con opciones reales de llevar el maillot rojo el próximo domingo en Madrid.

Entre los ganadores en una cima tan emblemática para el ciclismo, está Nairo Quintana, vencedor en 2016 y unos de los grandes favoritos de este año. Los más destacados son Perico Delgado, Lucho Herrera y Laurent Jalabert, que se impusieron dos veces.

La de los Lagos de Covandonga es un larga ascensión de categoría Especial con 14 kilómetros al 7% de desnivel y con rampas de hasta el 20. En su estreno en la Vuelta, el gran Bernard Hinault la comparó con la del también mítico Alpe d’Huez francés.

Antes, las dos subidas al Mirador del Fito, por diferente vertientes pero calcadas en su dureza (6,3 y 7,1 kms. ambas al 7,7%) en los kilómetros 100,1 y 137,6.

Para director deportivo de la Vuelta, Fernando Escartín, es “una de las metas icónicas” y “uno de los perfiles más duros de la Vuelta 2018”. - Efe