Medio siglo de éxitos

Piragüismo La sección del club Natación Pamplona celebró ayer su 50º aniversario

Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - La sección de piragüismo del Club Natación Pamplona celebró ayer sus 50 años de andadura en una jornada que contó con la presencia del campeón olímpico Cristian Toro, y en la que se dieron cita más de 100 personas relacionadas con la sección a lo largo de su historia.

Cristian Toro dirigió a las 10.30 una sesión de entrenamiento con los más de 30 jóvenes palistas del Natación. Después, la presidenta de la entidad, Cristina Latienda, y Ruben Goñi, director del INDJ, presidieron el homenaje a los piragüistas destacados en el club. En concreto, Juan Belascoain, Carlos Horcada, Gabriel Malón, Juan Ramón Itoiz, Amaia Osaba, Alberto Martínez e Iñigo Oloriz. Además se rindió homenaje a Blanca Garralda, juez, madre de piragüistas y colaboradora de la sección casi 40 años. Después, los asistentes asistieron a la proyección de un vídeo resumen de estas cinco décadas , en las que se han logrado más de 20 medallas en Campeonatos de España y más de diez en Descensos del Sella. El acto terminó con un aperitivo y una comida de hermandad.

Una larga historia El Natación Pamplona se fundó el 27 de agosto de 1931, y tan solo un año después se adquirieron las primeras canoas para surcar el Arga, pero la actual sección de piragüismo nació en el verano de 1968, cuando el tudelano Ventura, que hacía el servicio militar en Pamplona, organizó a un grupo de socios interesados en practicar este deporte.

El piraguismo se mantuvo varios años como una actividad de verano hasta que en 1971 el grupo se introdujo en el mundo de la competición participando en su primera prueba oficial en Irún y organizando la primera regata en el propio club.

Por aquellos años la sección contaba con la ayuda de Merche Marín, tudelana que acudía los domingos desde la capital ribera a entrenar al equipo. Además Juan Belascoain inició su labor de técnico.

El trabajo empezó a dar frutos en los 70. En 1973, Pimoulier fue campeón de España cadete, primera medalla en un Nacional. Después, empezaron a destacar palistas como Javier Jabat, Juan Ramón Itoiz, Javier Esparza o Carlos Horcada. Juan Ramón Itoiz tomó el relevo como técnico, para después ceder el testigo a Iñaki Itoiz, Carlos Horcada y Gabriel Malón.

Desde los 80 hasta 2004, Carlos Horcada, ayudado al final por Alberto Martínez, y surgieron nuevas figuras como Ignacio Malón, Alberto Horcada, Alberto Galindo, Ricardo Orzanco, Fermín Lasaosa o Javier Oteiza. En los 90 empezaron a destacar las chicas, con éxitos de Ainara y Edurne Ayensa, Marri Muñoz o Maite Iraizoz. Tras ellas surgiría la gran figura de Amaia Osaba, internacional tres años y que disputó los Mundiales de 2002, 2003 y 2004, dejando después la sección para fundar un nuevo club.

En este siglo hubo variaciones en la plantilla de entrenadores, con Alberto Martínez, Roberto Suárez e Iñigo Oloriz, y éste último sigue aún, con la ayuda de jóvenes palistas como Xabier Barbero, Aritz Martiartu y María Arreche. Entre los palistas actuales destacan los prometedores juveniles Javier Reina y Paolo Urdíroz y las cadetes Aida Tirado, Marina Martínez, Ane Arreche y June Aldaregia. - D.N.