“Por esto esperamos a Rubén hasta el final” . Nacho Vidal: “La victoria es un chute de confianza”

Jagoba Arrasate el técnico rojillo destaca el ritmo impuesto por su equipo pero no se olvida de que tienen “que corregir muchas cosas” para seguir creciendo

Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Protagonistas El lateral repartió ayer dos asistencias

Pamplona - Los jugadores de Osasuna por fin pudieron celebrar un triunfo en partido oficial después de tres intentos infructuosos y, alguno de ellos, como Nacho Vidal, se atrevió a decir que “la victoria es un chute de confianza”. Y lo hizo destacando más los tres puntos que su actuación personal, pese a que dos de los tres goles de su equipo (el primero y el tercero) llegaron tras sendas asistencias del alicantino. “Estoy feliz por lo que he hecho, pero me quedo con el trabajo de todo el equipo. Quedan cosas por pulir, pero por fin hemos podido brindar un triunfo a nuestra afición y, además, con buenas sensaciones”, opinó.

Si de las botas de Nacho Vidal nacieron las jugadas de dos de los goles rojillos, Rubén Garcíafue protagonista en los tres. “Necesitaba un partido así”, reconoció el futbolista, que rápidamente alabó el rendimiento del colectivo: “Me voy muy contento, sobre todo por los tres puntos. Ganar era muy importante para el equipo porque el objetivo es hacernos fuertes en casa y hoy (por ayer) hemos sido mejores que el rival desde el principio”.

También marcó Juan Villar, el pichichi de Osasuna con dos tantos. “Cada vez estoy mejor y también lo está el equipo. Tenemos que seguir con está línea y a partir de ahí sacar los tres puntos”, reveló tras el choque, del que se tuvo que retirar en el minuto 55 tras sufrir un pinchazo en la parte posterior de su muslo izquierdo, dolencia que confía en que no sea grave.

El autor del tercer tanto del conjunto navarro llevó la firma de Kike Barja, para quien, “después de tres jornadas sin hacerlo, ganar era lo más importante, aunque además también hemos cambiado un poco la imagen”. Sobre su gol, el tercero de Osasuna, dijo que “es un sueño jugar y marcar con el equipo de mi tierra”. - J.L.

Pamplona - Una de las cosas que ha cambiado en Osasuna esta temporada es la claridad con la que se mandan los mensajes. Jagoba Arrasate va siempre directo, sin muchas volteretas, a lo que quiere decir y, además, no suele dejar la autocrítica de lado, ni aunque el encuentro acabe con victoria.

Arrasate tampoco se esconde si tiene que hablar bien de un jugador. Ayer el gran protagonista del partido fue Rubén García y el técnico rojillo valoró así su participación. “Yo creo que lo habéis visto, ¿no?, por eso hemos esperado hasta el último momento por él, porque entendemos que era la pieza que faltaba del puzzle. Cuando él trabajó pasaron cosas y eso es bueno para nosotros y luego ya habéis visto el repertorio porque puede parecer que es un jugador desequilibrante con balón porque ha hecho la jugada del penalti, ha dado una asistencia o un gol, pero es que sin balón también es capaz de zafarse con los centrales, de sujetar, temporizar, defensivamente es listo y creo que es una bendición que haya caído aquí y creo que hoy ha demostrado lo que puede dar y ojalá siga a este nivel”.

El técnico vasco también mostró su satisfacción por el ritmo implantado por su equipo, pero no escondió que hubo momentos que no le gustaron. “Aburrir no creo que se haya aburrido nadie, a mí me hubiese gustado que el partido hubiese tenido una dirección y no dos como ha tenido, pero bueno estamos dispuestos a ello. Valoro la victoria, porque la necesitábamos, y me ha gustado sobre todo el ritmo, el ritmo con el que hemos jugado. Más allá de los desajustes defensivos que tenemos que corregir, creo que se han visto cosas que queremos. De jugar hacia adelante, de imprimir un ritmo muy alto y de generar muchas ocasiones. Entonces creo que hemos dado un paso adelante, pero tenemos que corregir muchas cosas”, finalizó el técnico de Osasuna.