Rechazo a la igualdad de jazkibel en el alarde

La compañía mixta recibió pitidos en la marcha de txistularis de Hondarribia

Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Hondarribia - La compañía mixta Jaizkibel, que permite la participación de las mujeres en igualdad de condiciones que los hombres, volvió a desfilar ayer por las calles de Hondarribia, Gipuzkoa, en un ambiente de gran tensión, entre plásticos negros, pancartas y el sonido de silbatos con el que los partidarios del Alarde tradicional expresaron su rechazo a la participación de la mujer.

La compañía Jaizkibel partió a las 08.10 horas de la plaza Gernikako Arbola y subió a la calle Mayor, donde se encontró con el punto más conflictivo, ya que cientos de personas, en su mayoría mujeres, estuvieron durante horas cogiendo sitio para contemplar el Alarde tradicional, en el que desfilan únicamente como cantineras.

En este punto, las mujeres expresaron su rechazo cuando la compañía mixta pasó delante de ellas, exhibiendo plásticos negros y pancartas con el lema Betiko Alardea (El Alarde de siempre), al tiempo que hacían sonar con estruendo los silbatos que portaban.

En un clima de tensión y escoltadas por un grupo de agentes de la Er-tzaintza, Jaizkibel continuó la marcha y completó el recorrido hasta la plaza de Armas , para después volver a bajar por la calle Mayor y seguir el desfile por las calles de la localidad guipuzcoana de Hondarribia.

Tras el paseo, Jaizkibel abandonó la Parte Vieja de la localidad, momento en el que el público retiró las pancartas y los plásticos negros, si bien se quedó en la acera para presenciar, a las 09.00 horas, el comienzo del desfile del Alarde de Hondarribia, en el que cerca de 5.000 personas divididas en 20 compañías, cada una con su cantinera, ocuparon las calles del municipio para, como es tradición, cumplir el voto a la Virgen de Guadalupe por su ayuda en el sitio de las tropas francesas a la ciudad en 1.638.

respaldo político La compañía mixta no solo recibió rechazo a su paso, sino que también contó con el respaldo del diputado de Cultura, Turismo y Deportes de Gipuzkoa, Denis Itxaso, quien esta semana hizo un llamamiento para que el público hondarribiarra no mostrara pancartas y plásticos negros al paso de Jaizkibel, una petición que no fue atendida.

Por su parte, Podemos también se solidarizó con la agrupación, por lo que envió a la localidad costera a su parlamentaria Eukene Arana, así como a la juntera guipuzcoana María Valiente.

Asimismo, para apoyar a Jaizkibel con su presencia, acudió a Hondarribia una delegación de EH Bildu con la parlamentaria Maddalen Iriarte y el candidato a diputado general de Gipuzkoa, Juan Karlos Izagirre, a la cabeza, así como la directora del Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde, Izaskun Landaida, y la adjunta al Ararteko, Julia Hernández Valles.

Tras los altercados, Landaida hizo ayer un llamamiento al Ayuntamiento de Hondarribia para que “lidere y facilite el proceso que lleve a la organización de un alarde paritario”, una reclamación a la que se sumaron EH Bildu y Podemos, petición que hicieron extensiva a otras instituciones como la Diputación de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco. - Efe

en corto

Participación. En el Alarde de txistularis de ayer en Hondarribia, la compañía mixta Jaizkibel obtuvo rechazo a su paso por parte de otras mujeres que promulgaban “el Alarde de siempre” (‘Betiko Alardea’)

la frase

izaskun landaida “El Ayuntamiento debe liderar y facilitar el proceso que lleve a la organización de un alarde paritario”

La directora del Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde hizo un llamamiento tras la tensión en las calles, al que se sumaron las organizaciones políticas EH Bildu y Podemos

la cifra

5.000

Personas, divididas en veinte agrupaciones diferentes, participaron ayer en el tradicional Alarde de la localidad guipuzcoana