TURISMO EN TUDELA Y LA RIBERA

La oferta de alojamientos turísticos en Tudela se ha duplicado en cinco años

Se ha pasado de 17 a 36 establecimientos de pernoctación en el centro de la ciudad, según datos del Registro de Turismo

Mikel Arilla - Lunes, 10 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Tudela - Que el turismo en un sector que se está potenciando en Tudela y la Ribera no es ningún secreto, menos aún desde que se incluyese como línea específica de desarrollo en la Estrategia Comarcal de Especialización Inteligente (ECEI) y se reactivase la elaboración del Plan de Turismo Comarcal. Por si fuera poco, los datos hablan también de que la iniciativa privada busca su propio camino mediante esta actividad económica. El aumento del número de alojamientos turísticos en Tudela es patente desde hace un lustro, habiendo pasado de 17 en 2013 a 36 en agosto de este 2018, lo que supone un incremento del 112%.

Estas cifras se corresponden exclusivamente con el Registro de Turismo de Navarra, en el que, según La Ley de Turismo foral, es obligatorio inscribir cualquier actividad de alojamiento turístico. En la actualidad, Tudela cuenta con 17 apartamentos turísticos, 4 viviendas turísticas, 4 hostales, 7 hoteles y 3 pensiones registradas, además del albergue de titularidad municipal. El aumento más significativo se produjo durante el año 2017, cuando fueron hasta 10 los nuevos alojamientos registrados (3 viviendas turísticas y 7 apartamentos turísticos), casi todos ellos con un denominador común: ser inmuebles situados en una zona relativamente céntrica de la ciudad (la mayoría en el Casco Antiguo) y aprovechados como espacio de hospedaje.

La ventaja que ofrecen las webs como Airbnb, Booking, Homeawayo Expedia, entre otras, para desarrollar este tipo de actividad económica en lo que se refiere a canalizar las demandas del cliente se dibuja como una de las principales causas del boom generalizado de los alojamientos turísticos. La mayoría de estos servicios interactivos surgieron o comenzaron a crecer en nuestras fronteras más allá del año 2010. En el caso de Tudela, prácticamente todos los alojamientos turísticos registrados en la ciudad desde hace un lustro están anunciados no en una, sino en varias de estas webs al mismo tiempo.

Además, este crecimiento coincide con la política de regularización de alojamientos que el Gobierno de Navarra, a través del departamento de Turismo, ha llevado a cabo. “Hemos hecho un esfuerzo desde 2015 en hacer ver a los propietarios de estos inmuebles el trabajo que realizamos para traer un poco de orden al turismo en términos de oferta de alojamiento”, señala Margarita Cueli, directora del servicio de Ordenación y Fomento del Turismo y del Comercio.

Cambio de modelo El cambio de modelo en la oferta de alojamiento turístico en los últimos 15 años es otro factor a tener en cuenta. En el caso de Tudela, los datos hablan por sí solos. Si en el año 2001 solo había disponibilidad de hospedaje en 3 hostales, 3 pensiones, 5 hoteles y el albergue, en la actualidad el número de apartamentos turísticos (17) supera con creces a cualquiera de las modalidades más tradicionales de alojamiento.

Además, cabe destacar que, salvo una excepción en 2003, todos los apartamentos y viviendas turísticas que actualmente ofertan sus plazas en la capital ribera se dieron de alta en el Registro de Turismo a partir de 2014. De los hoteles, pensiones y hostales la mayoría constan como actividad de alojamiento desde antes incluso de la década de los 90.

¿Situación de ilegalidad? Más allá de los datos facilitados por el departamento de Turismo del Gobierno de Navarra y al hilo de la proliferación de webs de alquiler vacacional, en Tudela se pueden encontrar también opciones que, aun ofreciendo comodidad y todo tipo de equipamiento, entrarían en la categoría de ilegales.

Es el caso de apartamentos que carecen del mencionado código de registro y que, en casos concretos como el de Airbnb, no lo muestran en su anuncio publicitario tal y como estipula la normativa. En esta plataforma, se contabilizan dos casos de apartamentos o viviendas turísticas situadas en Tudela en cuya oferta no figura la referencia obligatoria al registro.

Por otro lado, en este apartado también se encontrarían las habitaciones sueltas que forman parte de lo que se considera, a efectos legales, una unidad de alojamiento turístico. “Si detectamos que un propietario está ofertando cinco habitaciones privadas en cinco anuncios diferentes, por ejemplo, y esas habitaciones pertenecen a la misma vivienda, se procede a iniciar el expediente sancionador. En el caso de que solo se oferte una habitación privada en una única vivienda, ahí nosotros no tenemos nada que hacer, porque es una categoría que se regula en base a la Ley de Arrendamientos Urbanos”, explica Cueli, quien advierte de lo “complicado” que es detectar este tipo de ofertas por la rapidez con la que pueden aparecer y desaparecer de las páginas web.