Montón dice que cursó el máster a distancia cuando éste era presencial

La ministra de Sanidad no puede acreditar ningún trabajo de las asignaturas cursadas, solo el TFM La socialista asegura que realizó los estudios sin cometer irregularidades

Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

las mentiras de montón

“no necesito el máster para trabajar”

La ministra aseguró ayer en rueda de prensa que realizó el máster para estar “mejor formada” pero que no lo necesita para trabajar. Sin embargo, en una entrevista a eldiario.es que su idea al dejar la política era dedicarse a la docencia, y por ese motivo había decidido hacer un máster que le diera acceso al doctorado. “ No lo necesitaba para trabajar y no lo necesito para trabajar”,dijo en la comparecencia.

“Cursé el máster a distancia”

Carmen Montón explicó ayer que cursó el máster a distancia. “Lo cursé a distancia y asistí a todas las clases a las que pude asistir”, dijo cambiando radicalmente su versión de asistencia que había mantenido en la misma entrevista a eldiario.es. Las alumnas on line colgaban todas las tareas en una plataforma del campus virtual. Pese a que queda el registro informático, Montón dice que no puede dar muchos documentos alegando que han pasado muchos años.

“Puedo acreditar todos los pasos”

La ministra tiene correos con otra alumna y exdirectora de comunicación de Bibiana Aído, con la directora del máster y con la secretaria del mismo, pero no puede acreditar ninguna entrega de trabajo porque, como dijo a eldiario.es, no conserva mails con ningún profesor. Ninguno de los correos acredita la entrega obligatoria de 12 trabajos, uno por asignatura. Sí tiene un TFM de 50 páginas, aunque tampoco tiene registro de haberlo entregado.

“no hay ninguna convalidación”

La profesora Sonia Núñez Puente aseguró que “a Carmen no la recuerdo en clase porque convalidó. Cuando salió publicado en los medios lo del máster revisé mis actas y comprobé que aparece convalidada”.

“Me incorporo en septiembre”

Montón empezó la reunión con eldiario.es defendiendo que se incorporó en septiembre. Una hora después admitió que hasta enero no hizo nada. De hecho, en su expediente, el primer cuatrimestre aparece como “no presentada”, prueba inequívoca de que no se presentó a nada.

“El TFM era el objeto final del máster”

El máster era de 60 créditos, de los cuales el Trabajo Fin de Máster (TFM) suponía 24. Pero el objeto final era cursar todas las asignaturas. Su posgrado tenía 12 materias sobre igualdad de tres créditos cada una. No ha podido acreditar ningún trabajo de esas asignaturas.

pamplona - “Lo cursé a distancia”, así quiso explicar la ministra de Sanidad, Carmen Montón, todas las irregularidades que eldiario.es dio a conocer sobre la obtención de su máster en la controvertida Universidad Rey Juan Carlos. Así quiso argumentar su bajísima asistencia a las clases de unos estudios que debía haber empezado en septiembre y a los que empezó a acudir en enero -cuando el curso había pasado el ecuador de su duración-. “El máster podía ser cursado a distancia, existía esa modalidad”, insistió la ministra en su rueda de prensa de ayer, en la que ha negado cualquier trato de favor.

Pese a negar las irregularidad, Montón cometió ayer una al asegurar su curso a distancia, pues la información oficial de la Universidad Rey Juan Carlos establece la modalidad de “presencial” en el máster que realizó la ministra. El título en cuestión no se podía realizar “a distancia” legalmente pues era exclusivamente presencial. Un profesor o incluso el director del máster no tiene capacidad para cambiar arbitrariamente los requisitos que fija el Ministerio de Educación.

Pese a las evidencias, Montón volvió a insistir ayer en una rueda de prensa en la sede de su ministerio en que no ha cometido “ninguna irregularidad” y “no tiene nada que ver con otros desgraciados casos”. Además, defendió que dispone de numerosa documentación que acredita que cursó el máster. Montón no llevó a cabo el show ofrecido por Pablo Casado cuando expuso cual mercadillo todos los trabajos que aseguró realizó durante sus estudios de máster. Montón explicó ayer que remitió parte de la documentación a los medios de comunicación, sin embargo ninguno se ha hecho eco hasta el momento de tan preciado material.

A través de esta comparecencia, Montón quiso aclarar “punto por punto” las informaciones que publicaba eldiario.es que señalaban que obtuvo ese máster estaba “plagado de irregularidades”. “No todos somos iguales”, reacalcó la ministra, que -como no podía ser de otra manera- descartó dimitir: “Esa posibilidad decae. Yo sí hice el máster y tengo materiales que acreditan mi honestidad”, insistió. Sobre el tema dijo haber mantenido una charla con el presidente Pedro Sánchez, y dijo que fue él quien le pidió que diese explicaciones públicas sobre el tema. Una forma de lo más agradecida para celebrar los cien días que Sánchez en el poder, un escándalo similar a los que hasta el momento solo salpicaban al PP.

Carmen Montón se mostró tranquila y negó una y otra vez las irregularidades haciendo hincapié en que dispone de los documentos que acreditan la culminación de dicho máster en el curso 2010-2011, así como el ordenador donde hizo sus trabajos. “Tengo el título, el certificado académico de las notas, el trabajo final de máster, y más de treinta correos electrónicos que demuestran que lo he cursado en el curso 2010-2011”, defendió.

Montón sostuvo que hay un “error” en la fecha del título de certificación del expediente académico, en el que figura el año 2012 como el de finalización de los estudios, cuando debería ser 2011, por lo que ha pedido a la universidad que lo rectifique.

Respecto a la poca asistencia a clase que alega el diario digital, Montón recalcó que según le explicó la directora del máster, Laura Nuño, podía cursarse también a distancia. “Lo cursé a distancia y, no obstante, acudí a todas las clases que pude asistir”, dijo Montón, quien detalló que fue a partir del mes de enero cuando se pudo organizar mejor para acudir de forma “regular” e ir al máximo número de clases.

problemas en el pago Además, indicó que abonó la matrícula “cuando se emitió la orden de pago”, como reflejan los correos electrónicos que cruzó con la universidad, y posteriormente ha puntualizado que fue en diciembre. También rechazó que hubiera convalidación de asignaturas: “No hay ninguna convalidación, no es posible;para ello es necesario que el alumno lo solicite y yo no he solicitado que se convalidara ninguna asignatura”.

Tanto el trabajo final, con el título: “Reproducción asistida: ¿una liberación o un retroceso en la igualdad?”, así como el propio máster ha recalcado que lo hizo “de acuerdo con todas la instrucciones” que le dieron. Explicó que lo hizo porque le “ilusionaba” aprender sobre la materia de la que era portavoz en el Congreso y que coincidió con un momento de su vida en que le supuso un “gran esfuerzo” porque, entre otras cosas, estaba embarazada y nació su hija. - D.N.