Aranburu cifra en 5.700 millones las compensaciones fiscales pendientes de aplicar a empresas navarras

Mikel Aranburu Urtasun. (UNAI BEROIZ)

El consejero afirma que "se han cumplido" los objetivos de la reforma fiscal de 2015

Destaca que un 44% de las declaraciones de hasta 18.000 euros pagaron menos que hace 3 años

EFE - Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 10:38h.

PAMPLONA. El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, ha cifrado en más de 5.700 millones de euros las compensaciones fiscales que tienen pendientes de aplicar las empresas navarras en sus declaraciones por bases liquidables negativas de años pasados.

El consejero ha comparecido a petición de EH Bildu para informar sobre la fiscalidad de los beneficios de las empresas y su equilibrio con el resto de figuras impositivas, y en su intervención ha indicado que estas compensaciones "no son un coste directo" para Hacienda pero sí "mucho dinero" y con un tratamiento "favorable comparado con las personas físicas".

Y es que, según ha precisado, frente a los 4 años de que disponen las personas físicas, las empresas tienen 15 años para aplicar esas compensaciones, por lo que pueden elegir en qué ejercicios desean hacerlo dentro de ese periodo, aunque tengan en ese momento beneficios, elemento que está incidiendo en la recuperación de ingresos fiscales tras la crisis.

Una medida que, unida a otras, hace que Navarra sea atractiva para las empresas, ha dicho Aranburu, y para avalar sus palabras ha aludido al aumento de recaudación en Sociedades y el hecho de que haya hoy 3.000 empresas más que en 2015, aunque "la fiscalidad es el sexto o séptimo elemento que tienen en cuenta" para su implantación.

Con estos datos Maiorga Ramírez, de EH Bildu, ha afirmado que el tratamiento fiscal de las sociedades "puede avanzar, ser más progresiva a la vista del desequilibrio entre la imposición a las personas y a las empresas".

Ha señalado además que es necesario que las sociedades hagan "una aportación más equitativa, con un limite en las cuantías que puedan ser compensables, porque el autogobierno debe tener reflejo en un diseño fiscal más justo".

Para UPN las compensaciones son una medida "adecuada" ante las vicisitudes que pueden atravesar las empresas, ha dicho Juan Luis Sánchez de Muniáin, quien ha defendido el diseño de un modelo fiscal "atractivo" para las sociedades cuando el régimen foral lo permite, ya que lo contrario "se vuelve contra el progreso y la prosperidad de los ciudadanos".

Jokin Castiella, de Geroa Bai, ha subrayado que 15 años para compensar liquidaciones negativos es un periodo más amplio que el disponible en el Estado y ha defendido que Navarra, "desde luego que sí", es una comunidad "atractiva" para las empresas.

En su turno, Laura Pérez, de Orain Bai, ha desvelado que al negociar el acuerdo programático quiso limitar estas compensaciones pero no fue posible por una enmienda de Geroa Bai "in voce, sorpresiva e incumpliendo las bases de la negociación, el consenso", que apoyaron UPN, PSN y PP, y que ella se negó a firmar, lo que fue utilizado como un argumento para su "expulsión del partido".

Pérez ha añadido que en Navarra las empresas "pagan poco y mal", y ha denunciado que por IRPF se ingresa cinco veces más (1.282 millones) que por Sociedades porque "tenemos el mayor numero de bonificaciones y deducciones y las más generosas", lo que sin embargo a su juicio no se traduce en más empleo ni en empleo de mas calidad.

La portavoz del PSN, Ainhoa Unzu, se ha mostrado partidaria de revisar estas compensaciones para evitar que sean "un mero beneficio fiscal" para tributar menos cuando a la empresa le interesa, pero sin perder de vista los modelos del régimen general y del País Vasco.

La popular Ana Beltrán ha sostenido en esta misma línea que Navarra "no es una isla" y ha asegurado que "una comunidad que se presenta como atractiva para las empresas consigue mayor desarrollo económico y más empleo", un elemento "clave en el que debemos trabajar todos", pero "ustedes nos están haciendo de segunda división".

El portavoz de I-E, José Miguel Nuin, ha comentado denunciado que los beneficios empresariales tributan en todo los sistemas "poquísimo", en Navarra "por debajo de los tipos medios de las rentas del trabajo", algo "injusto e insostenible", por lo que ha abogado por otra política fiscal para Sociedades que, entre otros elementos, "limite de forma importante" y "permanente" la compensación de bases negativas.

Secciones