La Fiscalía propone evitar la cárcel a los condenados por delitos de odio

Una circular delimitará hasta dónde se pueden aplicar ese delito de odio y diferenciar el riesgo físico y psíquico

Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - En el informe presentado con motivo de la Apertura del Año Judicial, la Fiscalía General plantea una reforma del artículo 510 del Código Penal para mejorar la proporcionalidad de los castigos a quienes difundan en redes sociales mensajes que inciten al odio y evitar la pena de ingreso en prisión para aquellos que no merezcan tanto reproche penal. Es decir, introducir alternativas para casos en los que el “contexto, contenido, ausencia de reiteración o características o circunstancias personales del autor” hagan que la entidad de los delitos sea “menor”.

En ese sentido, la Fiscal General del Estado, María José Segarra, afirma que es necesario ponderar “adecuadamente” la libertad de opinión y expresión y las conductas delictivas que efectivamente inciten a ese tipo de delitos o a humillar a las víctimas. La Fiscalía prepara -desde la etapa de Julián Sánchez Melgar como fiscal general- una circular para delimitar hasta dónde se pueden aplicar ese delito de odio y diferenciar el riesgo físico y psíquico para las personas, que evidencie una situación de peligro concreto, de aquellos mensajes que solo transmitan un sentimiento.

Pero, en la Memoria correspondiente al año 2017 que se hizo pública ayer, también propone una reforma del Código Penal, en el que las penas privativas de libertad por delitos de odio alcanzan los 4 años de prisión, y que forzosamente se han de aplicar en su tramo superior (un mínimo de 2 años y 6 meses de prisión) cuando los hechos se lleven a cabo a través de un medio de comunicación social, por medio de Internet o mediante el uso de tecnologías de la información.

La Fiscalía recuerda que la experiencia demuestra que muchas de esas personas no pertenecen a grupos u organizaciones criminales y han podido actuar “de forma impulsiva e irreflexiva” al verter en redes “comentarios profundamente ofensivos o humillantes” para algunas personas. - D.N.

Secciones