Aranburu defiende que la reforma fue “moderada y prudente”

Recuerda que un 49% paga igual o menos y que solo las rentas de más de 30.000 euros pagan algo más

Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - El titular de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, afirmó ayer en el Parlamento que los resultados de la campaña del lRPF correspondientes a las rentas de 2016 reflejan que los objetivos de la “moderada y prudente” reforma fiscal aprobada “se han cumplido”.

Y con respecto al IRPF precisó que la reforma fiscal era parte del acuerdo programático para reforzar la progresividad, dar un nuevo tratamiento a la unidad familiar y aumentar los ingresos, aunque a futuro ha comentado la conveniencia de analizar el peso de las rentas del trabajo frente a otros ingresos.

Los datos, dijo, indican que “los objetivos de la reforma se han cumplido” y destacó que un 44% de las declaraciones de hasta 18.000 euros pagaron menos que en 2015, un 5% no tuvo cambios, un 19% con renta de entre 20.000 y 30,000 euros pagó algo más, no más de 30 euros anuales de media, y un 31,8% con rentas por encima de los 30.000 euros pagó más también de forma progresiva.

La mejora de la recaudación se ha dado además “en el conjunto” del sistema tributario y eso ha permitido una “sustancial mejora” del gasto social, también por el reajuste a la baja del Convenio Económico y los gastos financieros.

Adolfo Araiz, portavoz de EH Bildu, indicó que las cifras demuestran que la reforma fiscal no fue lo “sanguinaria” que dice la oposición y valoró que se haya mejorado la recaudación en 71 millones para atender necesidades sociales. “Quien sostiene el IRPF son las rentas de trabajo, el 87,8%, frente a las empresariales y profesionales que en mucho casos declaran rentas medias de 14.000 euros”, dijo. - D.N.