Archivada la querella presentada por dos acreedores de Vasiljevic

Juzgado En la causa también estaban acusados luis sabalza e iñaki ibáñez

Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona ha archivado la querella interpuesta contra el presidente de Osasuna, Luis Sabalza, el actual delegado del primer equipo, Iñaki Ibáñez, y el exentrenador y exdirector deportivo Petar Vasiljevic interpuesta por dos acreedores de este último.

Sabalza estaba acusado de colaborar en un alzamiento de bienes de Vasiljevic y de desobediencia judicial, supuestamente para obstruir los embargos al extécnico a raíz de unas deudas generadas tras unos negocios inmobiliarios fallidos del serbio, quien compartió los mismos con Iñaki Ibáñez.

En el auto, que puede ser recurrido, el magistrado expone respecto a la imputación sobre Sabalza que éste no era presidente de Osasuna en las fechas de los iniciales requerimientos para retener los salarios de Vasiljevic.

Añade que, desde que ejerce como presidente, desde diciembre de 2014, solo recibió un requerimiento sin apercibimiento alguno, por lo que “en ningún caso” puede considerarse que se le impute un delito de desobediencia.

En cuanto a la imputación sobre Vasiljevic, el juez indica que el investigado llegó a un acuerdo anterior con los querellantes en el que estos cedían sus derechos como acreedores, mantenían los de los codemandados y renunciaban a cuantas acciones pudieran tener frente al exdirector técnico, un acuerdo que, según la resolución judicial, ahora consideran “engañoso sin mayor concreción cuando lo adoptaron convenientemente asesorados”.

Por todo ello, para el magistrado “no puede hablarse de un alzamiento de bienes en relación con una deuda extinguida y respecto a la que se ha verificado una renuncia general de acciones cuando tampoco existe una evidencia de que el salario estricto que el club le abonaba fuera mayor que la cantidad que se hace ya constar en la querella”.

Por último, respecto a Ibáñez, el juez instructor explica que las imputaciones se basan “en meras conjeturas” sobre una actuación similar a la de Vasiljevic, sin que exista indicio alguno de que tuviera otros ingresos que los conocidos por los querellantes.

Tras conocerse la resolución, la junta directiva de Osasuna expresó su “satisfacción” por el archivo de la querella y lamentó el “daño causado en su momento sobre la reputación de las personas implicadas”, esperando que “el auto contribuya a restaurar su buen nombre”. - Efe