Personas vinculadas con la memoria histórica acusan al gaztetxe de Iruña de “manipulación”

Firman un manifiesto criticando un acto en el local sobre un miembro de ETA al considerarlo una “falta de respeto a los luchadores republicanos”

“ La memoria se ha convertido, para algunos, en un instrumento para justificar a ETA”

Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Más de medio centenar de personas vinculadas a la recuperación de la memoria histórica, entre ellas familiares de represaliados del franquismo y políticos de distintas tendencias, han suscrito un comunicado acusando de “manipulación” al gaztetxe Maravillas, donde está previsto que se celebre una charla sobre un miembro de ETA, Mikel Castillo, muerto en 1990 por disparos de la Policía en la calle del Carmen.

Para los firmantes, “tratar de unir, vincular o relacionar la violencia cruel y letal de ETA con aquellos luchadores republicanos no sólo es una manipulación histórica evidente, es sobre todo una falta de respeto hacia su memoria”.

En el manifiesto acusan a los miembros del proyecto gaztetxe Maravillas de manipular la memoria republicana de esta tierra al mezclar “a las víctimas de la represión franquista con militantes de ETA en un homenaje organizado para los próximos días”.

Señalan a los responsables del gaztexe de “oportunismo” y “frivolidad” al comparar el desalojo del local con la noche del 15 de agosto de 1936, en el que los franquistas fueron a buscar a Vicente Lamberto, militante de la UGT y padre de Maravillas, que da nombre al gaztetxe. “Se ha caído, además, en un morbo amarillista al repetir hasta la saciedad que a Maravillas la violaron delante de su padre y que la tiraron a los perros, cuando esas dos situaciones no fueron así” se dice en el manifiesto

Los firmantes explican que llevan años trabajando “a favor del recuerdo de las personas que fueron asesinadas por defender los valores republicanos en la Navarra del 36” y apuntan que “el espacio de la memoria ha sido construido desde una urgencia evidente, rescatar del olvido institucional los cuerpos, la memoria y las ideas de aquellos asesinados, y lo hemos hecho desde el convencimiento familiar y desde la defensa de unos valores claros”. “Transitar por este camino nos ha hecho más conscientes, si cabe, sobre las consecuencias y los efectos dramáticos de la violencia”, señalan.

Para los firmantes, “algunos sectores políticos parece que han convertido la memoria en un mero instrumento para justificar la violencia de ETA, estableciendo una línea legitimadora que según ellos viene del 36”. Consideran que la represión del franquismo contra los militantes republicanos “tiene un origen concreto y evidente, por eso no es aceptable una reinterpretación de las causas de la represión franquista”. “No fue una agresión ‘a nuestro pueblo’, ni fue un conflicto entre Euskadi y España como algunos quieren hacer ver, fue fundamentalmente un conflicto en el que el eje franquismo-democracia era lo principal. Quienes asesinaron a los nuestros no fueron gentes venidas de fuera, al contrario, desgraciadamente la Navarra del norte, del centro y del sur exportó cuneteros”, afirman. En el comunicado se dice que “poner en valor la lucha de ETA, en el marco del Gudari Eguna el 27 de septiembre, encontrarle un sentido práctico al horror provocado por ETA o plantear que la violencia de ETA contra cientos de personas, incluidos militantes antifranquistas, fue una violencia de respuesta es una aberración humana que no compartimos”.

Cabe recordar que la comisión de Presidencia ya posicionó el lunes en contra del acto en el gaztetxe. - D.N.